02 de junio de 2009
02.06.2009
Sociedad

El Gobierno investigará las denuncias falsas de maltrato

02.06.2009 | 00:23
Un acto en recuerdo de las víctimas de la violencia doméstica.

El Ejecutivo dice que las acusaciones injuriosas son "mínimas". Un sevillano pasó once meses en la cárcel y ahora se demuestra que no pegó a su mujer

El delegado del Gobierno para la Violencia de Género, Miguel Lorente, aseguró ayer que las denuncias falsas deben ser "investigadas y perseguidas" aunque sean un número "mínimo" de las presentadas. "Se debe aplicar la ley cuando se haya producido un delito del tipo que sea", afirmó Lorente en la sede del ministerio, al ser preguntado por el caso desvelado ayer en el juzgado de Violencia Doméstica de Sevilla, que archivó la causa contra un hombre que pasó once meses encarcelado por ocho denuncias de un maltrato que ahora se ha demostrado que no pudo cometer (algunos días señalados se encontraba fuera de la ciudad, otros en prisión) y cuyas lesiones, denunciadas por su compañera, se pudo causar ella misma.
Para Lorente, "lo importante es generar confianza en las mujeres y en las instituciones, y que no haya la presunción de que, cuando una mujer denuncia, lo hace para obtener un beneficio". Así, subrayó que en 2008 se presentaron 142.125 denuncias y que la "inmensa mayoría de ellas se corresponden con hechos que ocurrieron". Lorente destacó que debido a que los casos de violencia machista suelen ocurrir en el ámbito privado, son difíciles de demostrar.
Mientras tanto, la justicia andaluza no actuará en el citado caso acaecido en Sevilla. La consejera de Justicia y Administración Pública de la Junta de Andalucía, Begoña Álvarez, anunció ayer que su departamento no tomará medidas para aclarar el asunto puesto que "no corresponde a la Consejería": "Deberá ser el perjudicado el que tome medidas contra la Administración, acudiendo a un procedimiento jurisdiccional".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Otras webs del Grupo Editorial Prensa Ibérica
 
 
 
La Opinión de Málaga