25 de noviembre de 2009
25.11.2009
Música

Desde Málaga a Las Vegas

El joven cantante y compositor Nando Sierra viaja en diciembre a la ciudad de Nevada para cumplir su sueño

24.11.2009 | 22:14
Nacho Sierra.

Se llama Nando Sierra, y es un malagueño del Puerto de la Torre que peina 28 años, habitual de nuestros Carnavales como contralto de la murga de Parientes. Lleva casi un lustro en Madrid, en ese ´exilio´ al que se ven abocados muchos nacidos en lo que los políticos gustan en denominar ´capital del Sur del Europa´. Como tantos otros, mientras echa de menos su tierra y a su gente, sigue persiguiendo su ilusión pero estos días con otro motor más que su talento, el del reconocimiento por parte de los profesionales del entretenimiento: Sierra ha sido premiado por FestiVegas, un certamen de canción inédita tipo Benidorm pero con las peculiaridades americanas, por un tema, ´Amor a media noche´, escrito y cantado por él mismo. Y ya está preparando las maletas: el día 6 de diciembre viaja para la ´ciudad del pecado´ y meca de los forenses del CSI.
"Estoy ilusionado pero también tengo miedo, responsabilidad. Es la primera oportunidad que me dan para realizar mi sueño y voy a coger el toro por los cuernos, voy allí a que, por fin, me escuchen", asegura el malagueño. FestiVegas no es un certamen al uso: no hay actuaciones en directo, no hay un concurso como tal; su función es, nada más pero nada menos, promocionar a los artistas noveles y sus temas inéditos que consideran más interesantes. "Ése es el mejor premio que me podrían dar porque el mundo de la música es una habitación con muchas puertas cerradas y siempre necesitas que alguien te las abra. Allí me van a presentar a muchos profesionales, habrá periodistas de todo el mundo...", apunta el vocalista y autor, admirador de Luis Fonsi, Luis Miguel, Nino Bravo, Camilo Sesto y Raphael además de alumno y después heredero –trabaja en Madrid como profesor vocal– del reputado Robert Prejean, maestro de canto de Shaila Dúrcal, Alejandro Sanz, Malú, Antonio Orozco y Miguel Bosé, entre muchos otros.
Nando Sierra espera que este paso le permita lograr sus ambiciones: "El mundo de la música es muy frío, se mueve por envidias, y es difícil encontrar gente buena y humilde con la que trabajar. Eso es lo que yo quiero". Y es que, por si alguien lo dudaba, este joven malagueño es un auténtico romántico. "Algunos de mis amigos me dicen de coña que soy el último romántico, pero tienen algo de razón. Lo romántico siempre va a estar, aunque lo ataque mucha gente. Siempre que regales una rosa a alguien le va a gustar". Y mucho de eso hay en ´Amor a media noche´, el tema que le ha valido el pasaporte a Las Vegas: "La letra es sobre una persona que ha perdido a su amor, sueña con ella y no quiere despertar nunca para no dejar de vivir a su lado". Nando Sierra tampoco quiere dejar de soñar su sueño. Desde Málaga a Las Vegas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Otras webs del Grupo Editorial Prensa Ibérica
 
 
 
La Opinión de Málaga