05 de diciembre de 2009
05.12.2009
Música

Pequeñas manos con un gran futuro

La pianista malagueña Alessandra Bianchi y Navas, de 16 años, ha sido elegida representante de Andalucía en el VIII Concurso Nacional de Interpretación ´Intercentros Melómano´.

04.12.2009 | 22:57
La malagueña Alessandra Bianchi y Navas sentada en su instrumento.

De algo le han servido, y mucho, las cinco horas diarias que la joven Alessandra Bianchi y Navas dedica a su instrumento: el piano. Esta malagueña de 16 años y padre italiano, como deja entender su nombre, resultó vencedora el pasado mes de noviembre en la fase autonómica del VIII Concurso Nacional de Interpretación ´Intercentros Melómano´, que reúne a los mejores músicos de Enseñanza Profesional de toda Andalucía.
Hoy, Alessandra, alumna de sexto curso de Enseñanza Profesional del Conservatorio de Música Manuel Carra de Málaga, se enfrenta al gran reto de representar su comunidad en la fase nacional de dicho concurso, que tiene lugar en Madrid. "Estoy muy contenta de haber llegado hasta aquí. Si no logro ganar no pasará nada, aunque me gustaría, claro. Llegar hasta donde he llegado ya es para mí una gran recompensa: había músicos de mucho nivel", asegura.
Además, Alessandra no irá sola, ya que como segunda suplente para dicho concurso fue elegida la también joven malagueña Esperanza Martín López. Ambas pianistas realizan sus estudios desde hace cinco años bajo la tutela de la profesora Paloma Socías, directora de dicho centro, quien no cesa en su empeño de perfeccionar la técnica de estas jóvenes promesas. "He aprendido mucho con ella. Me explica la obra, yo la toco y ella me corrige. Hago técnicas de dedos y toco todos los días unas cinco horas, aunque los fines de semana puedo llegar a estar incluso ocho horas al piano", relata Alessandra, que igualmente se siente muy bien cuando sus amigas de grados inferiores le piden consejo. "Al principio quería ser concertista de piano, pero ahora también me gusta mucho la enseñanza. Eso de explicar y ver cómo responden los demás me llama mucho la atención. Así que no descarto ser un día profesora de piano".
Aunque declara tener preferencia por Chopin, la joven instrumentista malagueña asegura que "le gustan todos los clásicos, entre ellos Albéniz, Schubert, Mozart, Beethoven y Granados". Aunque no oculta que también admira la música actual, como Laura Pausini y La Oreja de Van Gogh, y el pop inmortales de los Beatles. Gusto y talento no le faltan a esta pianista que seguro nos dará que a su corta edad tiene un prometedor futuro por delante.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Otras webs del Grupo Editorial Prensa Ibérica
 
 
 
La Opinión de Málaga