Cuando la provincia llegó al pico de la segunda ola, el pasado mes de noviembre, en Málaga había 380 pacientes Covid hospitalizados, de los que 55 en UCI. Aquella situación era dramática y obligó a las autoridades a tomar medidas más restrictivas que afectaban, fundamentalmente, a la movilidad y al ocio, y que se mostraron razonablemente efectivas para doblegar la curva. Este domingo, los hospitales malagueños rozan los 800 ingresados por culpa del virus (785 en total) de los que 87 están en situación crítica, lo que supone tener que reordenar espacios, trasladar a pacientes e instalar nuevas camas en lo que antes eran cafeterías o gimnasios de rehabilitación. 

El 17 de noviembre Málaga superaba las 400 hospitalizaciones generales (409) con 57 en UCI. Fueron jornadas en las que los centros hospitalarios se movían entre los entre los 300 ingresos y los 50 críticos. Se atajó a tiempo, a principios del mes de diciembre ya se bajó de los 300 internos. Pero los excesos de la Navidad están provocando los estragos actuales.

La provincia de Málaga encabeza, y con gran distancia además, la presión asistencial de la comunidad autónoma, donde, según los datos de la Consejería de Salud y Familias, permanecen ingresados 3.613 pacientes, de los que 517 se encuentran en UCI. Es decir, el 22% de los enfermos que precisan cuidados hospitalarios en la región son malagueños. 

La tendencia, para colmo, continúa al alza y el crecimiento de contagios sigue desatado en la provincia, con 1.614 nuevos positivos en las últimas 24 horas. En solo dos días, más de 3.350 personas han sido confirmadas de Covid-19 en la provincia. Récord negativo tras récord negativo. Es decir, que presumiblemente en los próximos días los hospitalizados seguirán creciendo al mismo ritmo de la mano de los nuevos contagios: como la espuma.

En el balance diario de la Junta de Andalucía se especifica esta presión hospitalaria por provincias: 

  • Almería (325 hospitalizaciones, de las que 72 en UCI)
  • Cádiz (679 hospitalizaciones, de las que 81 en UCI)
  • Córdoba (310 hospitalizaciones, de las que 55 en UCI)
  • Granada (465 hospitalizaciones, de las que 92 en UCI)
  • Huelva (217 hospitalizaciones, de las que 19 en UCI)
  • Jaén (261 hospitalizaciones, de las que 32 en UCI)
  • Málaga (785 hospitalizaciones, de las que 87 en UCI) 
  • Sevilla (571 hospitalizaciones, de las que 79 en UCI)

Después de Málaga, Cádiz es la provincia que tiene más enfermos ingresados (679) y después Sevilla (571). Esta provincia ha registrado este domingo 1.262 nuevos contagios.

Por su parte, en Andalucía han perdido la vida otras 25 personas contagiadas con el virus y ya son 5.923. La barrera de los 6.000 supondrá otro nuevo varapalo. En Málaga han fallecido tres personas en las últimas 24 horas. 

Del mismo modo, 152 personas han logrado superar la enfermedad, 1.036 en toda la comunidad. 

La Junta también informa de las vacunaciones registradas en Andalucía desde el pasado 27 de diciembre. El consejero Jesús Aguirre anunciaba este sábado que habría que interrumpir la vacunación durante el fin de semana porque no se han recibido nuevas dosis. En su informe diario, la Consejería apunta de que en toda la comunidad ya se han administrado 224.958 dosis y 24.701 personas ya han sido vacunadas de la segunda.