El rector de la Universidad de Málaga (UMA), José Ángel Narváez, ha señalado que aún desconocen cómo se iniciará el segundo cuatrimestre del curso, que comienza el próximo 15 de febrero, aunque ha considerado que "lo más razonable" es que se retome de manera bimodal, es decir, tanto clases presenciales como online, al igual que a principios de curso.

Así, en rueda de prensa en Málaga junto al presidente de la Diputación, Francisco Salado, después de la firma de un convenio entre ambas instituciones; el rector ha subrayado que las restricciones en vigor en la universidad malagueña son las marcadas por el Consejo de Gobierno de Andalucía. "Seguimos la normativa legal", ha apostillado.

"Ahora mismo no podemos tomar una determinación hasta el 15 de febrero. Nosotros empezamos el curso en la forma bimodal y yo creo que lo más razonable es que retomemos esa forma bimodal pero ahora mismo no tenemos seguridad siquiera de cómo vamos a empezar el segundo cuatrimestre", ha manifestado Narváez.

En este sentido, ha indicado que "la ventaja" de la UMA es que el segundo cuatrimestre se empieza a mediados de febrero: "Tenemos tiempo para tomar las medidas". No obstante, el rector sí ha garantizado que la universidad "tiene en marcha todas las estrategias para asegurar la docencia, la calidad de la docencia y que vamos a seguir cumpliendo con el servicio público en las condiciones sanitarias que se planteen". "Lo tenemos todo preparado para cualquier iniciativa que marque la situación sanitaria", ha concluido Narváez.

El modelo bimodal propone al docente impartir su clase de forma simultánea a estudiantes presentes físicamente en el aula así como al resto del grupo que accede remotamente y de forma sincrónica, es decir, en tiempo real, pudiendo compartir recursos y contenidos de apoyo a su docencia a través de medios técnicos.

La UMA inició este curso escolar a finales de septiembre con dicha modalidad bimodal ante la situación creada por la pandemia de la COVID-19. En el primer mes se mantuvo la actividad docente presencial en un 42 por ciento de media, según datos de la institución académica.

El 9 de noviembre las clases de vaciaron de nuevo por el incremento de contagios aunque se mantuvo la presencialidad en las prácticas, en materias experimentales, en actividades de laboratorio y en aquellas que precisaran de equipamiento concreto.

Los exámenes del primer cuatrimestre son no presenciales con carácter general, de manera que para las asignaturas que se hayan impartido online la evaluación debe realizarse también de esa manera. No obstante, se puede mantenerse la presencialidad en las pruebas de evaluación correspondientes a asignaturas que hayan desarrollado actividad presencial, tras las medidas y restricciones adoptadas en noviembre de 2020.

Así, los exámenes y pruebas de evaluación que se realicen de forma presencial atenderán a las recomendaciones de prevención e higiénico-sanitarias aprobadas por la Consejería de Salud y Familias de la Junta de Andalucía, en el acuerdo publicado en el BOJA de 12 de enero de 2021.