Cuatro personas han sido detenidas en Málaga por su presunta pertenencia a una trama criminal dedicada elaborar facturas fraudulentas para obtener subvenciones públicas procedentes de los fondos Feder Innterconecta de la Unión Europea. Dichas ayudas vendrían a beneficiar a empresas dedicadas a diferentes proyectos de Investigación más Desarrollo (I+D) y la cuantía del fraude podría ascender a 1.200.000 euros, ha informado hoy la Comisaría Provincial. Según ha podido saber este diario, la principal empresa investigada es una startup con sede en el Parque Tecnológico de Andalucía (PTA) y una de sus especialidades gira en torno a la gestión de flotas de drones en el ámbito de la seguridad, actividad por la que se interesaron y colaboraron instituciones como el Ministerio del Interior o el Ayuntamiento de Málaga.

La investigación arranca cuando el Centro para el Desarrollo Tecnológico e Industrial (CDTI) detecta un posible fraude en la facturación y documentación aportada por varias empresas para justificar los fondos obtenidos desde la Unión Europea para la realización de proyectos tecnológicos. Una vez puestos estos extremos en conocimiento de la Fiscalía Provincial de Málaga, está autorizó a la Unidad de Delitos Económicos y Fiscales (UDEF) de la Comisaría Provincial de Málaga a que investigara el supuesto fraude.

Los agentes especialistas del Grupo de Blanqueo de Capitales y Anticorrupción acreditaron la existencia de una estructura empresarial formada por cinco sociedades. Cuatro de ellas se harían cargo de suministrar a la principal empresa –titular y beneficiaria de las subvenciones investigadas- el material que supuestamente utilizarían para la realización del proyecto. La facturación de ese material se realizaría de manera ficticia, "en muchos casos incrementando el valor de los materiales hasta un 700%", para justificar los fondos obtenidos ante el CDTI.

Otra de las actuaciones realizadas determinó que la empresa beneficiaria de las ayudas estaba participada en más de un 90% por las mercantiles suministradoras. Con ello, los beneficios obtenidos de las citadas ayudas se reportaban desde la beneficiaria al resto del entramado mercantil, según la Policía Nacional. "Al efectuar un análisis exhaustivo de las cuentas bancarias se exhibe un significativo flujo económico, cuyo origen partiría de la empresa beneficiaria de los fondos FEDER y cuyos principales destinatarios serían, el resto de empresas del entramado", han añadido. Estas transferencias, en última instancia serían revertidas a la cuenta de origen de la principal mercantil investigada.

Por tales hechos se han practicado cuatro detenciones –titulares y administradores de las mercantiles-, a los que les han sido imputados delitos de estafa, falsificación de documento mercantil y organización criminal. De igual manera, se han llevado a cabo cuatro registros en domicilios particulares en la provincia de Málaga y un registro del domicilio social de la empresa principal situado en el Parque Tecnológico de Málaga.