La llegada de un tren de borrascas atlánticas a la península ha roto con el tiempo casi primaveral que la provincia ha disfrutado hasta hace unos pocos días. Estos frentes tormentosos dejarán fuertes vientos y lluvias en todo el litoral mediterráneo andaluz. Para mañana, una nueva borrasca muy activa circulará de oeste a este peninsular con viento del oeste y suroeste muy fuerte, que dejarán vientos de hasta 80 km/h en la provincia, según las previsiones de la Agencia Estatal de Meteorología, por ello, a partir del mediodía de este martes se activan avisos amarillos en todas las comarcas, salvo en la antequerana por fuertes rachas de viento. El aviso permanecerá activo hasta la medianoche del miércoles.

Avisos por viento para este martes, que se activará al mediodía. Aemet

Durante la jornada del miércoles, la inestabilidad irá remitiendo a lo largo de la mañana, "cuando la situación atmosférica se estabiliza y subirán las temperaturas máximas y las mínimas bajarán", asegura el delegado de la en Andalucía, Ceuta y Melilla, Luis Fernando López Cotín, quien ha recordado que el cambio en las máximas se produce al haber más claros en el cielo y calentarse más la superficie, pero que de la misma forma que esto pasa, por la noche refresca más, el suelo se enfría y las mínimas descienden.

Esto provocará que para noche del miércoles en la capital se prevea una mínima de ocho grados, el registro más bajo de toda la semana. Las máximas en Málaga capital, Rincón, Marbella o Vélez rondará los 20ºC.