La Plataforma Basta Ya, conformada por médicos de Atención Primaria de la provincia, ha vuelto a denunciar la situación de sobrecarga de los facultativos de esta área asistencial debido al elevado número de pacientes que debe atender cada profesional y los "pocos minutos" que pueden emplear en cada consulta.

Por ello, con el propósito de aliviar esta congestión, los médicos piden que se implante la "Consulta de Acogida de Enfermería", es decir, un sistema de triaje en los centros de salud dirigido a los pacientes que acuden sin cita previa y demandando atención inmediata.

Según explica la plataforma, esta estrategia se inicia a la llegada del individuo al ambulatorio, cuando se abren dos ramas de atención, una administrativa si lo que solicita es un trámite de estas características, o bien, la vía clínica, si pide una consulta médica.

En este último caso, según la Plataforma Basta Ya, cobra especial relevancia el papel de los enfermeros, ya que serán el primer filtro, valorando si realmente el paciente necesita ser atendido sin demora, si es precisa la atención médica o si debería pasar por consulta pero con su cita y "en un tiempo que dependerá del estado del paciente".

Se trata de una estrategia de accesibilidad elaborada por la propia Consejería de Salud, en colaboración con grupos de trabajo en los que participaron médicos, enfermeros y miembros de sociedades científicas, de donde emergieron otros protocolos de apoyo a la labor de la enfermería en "el abordaje de procesos de salud de baja complejidad".

Los facultativos insisten que este sistema descarga tanto al administrativo, ya que no será el que decida quién debe atender al paciente, "que ante la duda por si acaso siempre acaba en el médico", añaden, como a los propios médicos, que podrán dedicar más tiempo al resto de pacientes más graves y que han seguido todo el proceso de acceso al nivel asistencial.

"Permite filtrar y ordenar la asistencia en función de la gravedad y la necesidad, no del miedo del paciente a tener algo grave sin serlo, o del oportunismo y comodidad de los que se saltan los circuitos establecidos en detrimento de los que sí los cumplen y/o de los que están más necesitados de atención", argumentan desde Basta Ya, que además señalan que los sistemas de triaje basados en el personal de Enfermería funciona en los hospitales "desde hace años" y con "excelentes resultados".

Atención sanitaria "con prisas"

Esta plataforma de facultativos lamenta que, a lo largo de los años, la accesibilidad de la Atención Primaria, el nivel asistencial que se define como "las puertas al sistema de salud", se ha desvirtuado hasta convertirse en una atención sanitaria "con prisas", que prioriza a la comodidad individual de algunos ciudadanos frente a, incluso, la calidad profesional.

"Se venía imponiendo en muchos casos lo que denominamos como “ley de cuidados inversos”, donde una minoría hiperdemandante (y a la vez lo suficientemente preparada para activar los “resortes” adecuados que el sistema le facilita) se impone a las necesidades de salud de las personas más necesitadas, las cuales pueden sufrir una merma significativa en la atención", denuncian.

Es por eso por lo que proponen un nuevo sistema de accesibilidad a la Atención Primaria, donde el médico deje de ser el primer, y muchas veces único contacto del paciente con el sistema sanitario, lo que consideran todo un "despilfarro".