La esperada reunión del Comité de Alerta de Salud Pública se ha saldado con una resolución más flexible de la que se hubiese producido el jueves. Finalmente, Málaga capital y 20 municipios malagueños más podrán recuperar este sábado su actividad no esencial. El hecho de que se hayan tenido en cuenta los datos de contagios del viernes ha posibilitado que Canillas de Albaida, Arriate, Cortes de la Frontera y Jubrique se hayan sumado 'in extremis' a las otras 17 localidades que aguardaban la decisión del Gobierno andaluz para que la hostelería, los comercios y otros sectores afectados abriesen nuevamente sus puertas.

De este modo, se confirma también oficialmente la ansiada reapertura de establecimientos en importantes ciudades como la propia capital malagueña, Marbella, Estepona, Vélez-Málaga o Coín. 

El resto de municipios que ya podrían retomar también su actividad no esencial serían Alameda, Alfarnate, Benamocarra, Cartajima, Casares, El Borge, Faraján, Genalguacil, Ojén, Pizarra, Teba y Villanueva de Tapia.

La bajada generalizada de las tasas que ha traído la evolución positiva de la pandemia se ve reflejado en el hecho de que solo siete municipios malagueños se encuentren todavía por encima de la tasa de más de 1.000 contagios durante los últimos 14 días que obliga a mantener cerrada la actividad no esencial. Estas poblaciones son Algatocín, Benaoján, Cañete la Real, Montejaque, Ronda, Serrato y Villanueva del Trabuco. En este grupo, resulta llamativo el caso de Serrato, que no sufría ninguna de estas restricciones específicas y, aunque ayer solo hubiese tenido el cierre perimetral, los datos del viernes la han 'condenado' a pasar de golpe a un cierre de su actividad no esencial.

Asimismo, también se ha visto reducido a 31 términos municipales aquellos en los que -con la actividad no esencial abierta- se aplicarán las restricciones de movilidad y el consiguiente cierre perimetral, al contar con tasas superiores a los 500 casos de coronavirus por cada 100.000 habitantes.

Entre ellos, figuran Málaga, Marbella, Estepona, Benalmádena, Fuengirola, Mijas, Coín, Alhaurín de la Torre, Álora, Cártama y Manilva. En cambio, otras ciudades como Rincón de la Victoria y Torremolinos abandonan estas restricciones de movilidad

La lista de cierres perimetrales la completan Alameda, Arenas, Arriate, Benarrabá, El Burgo, Canillas de Albaida, Cartajima, Casares, Colmenar, Cortes de la Frontera, Cuevas de San Marcos, Gaucín, Genalguacil, Guaro, Jubrique, Ojén, Pizarra, Teba, Villanueva de Tapia y Yunquera.

Las medidas están en vigor hasta la noche del viernes 

La reunión del comité territorial de Alerta de Salud Pública se produjo, finalmente, ayer por la mañana y estuvo presidida por el delegado de la Consejería de Salud en la provincia de Málaga, Carlos Bautista. En esta evaluación se analizaron los datos epidemiológicos de incidencia de la Covid-19 en la provincia, después de que «el comité territorial resolviera dejar sin efecto las resoluciones actualmente vigentes y valorar todos los municipios en función de la tasa de incidencia actualizada a fecha de este viernes». Tras los cambios aprobados el miércoles por el comité de expertos, la vigencia de las medidas será de siete días tras su publicación en el Boletín Oficial de la Junta (BOJA). En este caso, estarán este vigor desde las 00.00 horas del sábado 13 de febrero hasta la noche del viernes 19 de febrero.