De los 263 bienes inmatriculados por la Iglesia en la provincia de Málaga sobre los que el Gobierno de España podría activar una reclamación, 178 están vinculados a un título de certificación eclesiástica. Esto significa que son templos o dependencias complementarias, entre los que destacan la Catedral de Málaga o el Palacio del Obispo. No obstante, los 85 restantes no obedecen a esta tipología por lo que se corresponden con fincas destinadas a un uso distinto al religioso. En estos casos, pueden llegar a tratarse de tierras de labranza, locales, viviendas, solares o plazas de aparcamiento. Como propiedades más llamativas, saltan a la vista un inmueble de tres plantas y los terrenos de un edificio destinado a apartamentos en Mijas; el Cementerio de Santa Ana de Manilva y otro camposanto en Vélez; tierras de secano y regadío en Coín o un huerto en Istán.

De estas 263 fincas -cuyas titularidades pertenecen al Obispado de Málaga en la inmensa mayoría de los casos- 86 se concentran en la capital malagueña, lo que equivale a una tercera parte de todas las de la provincia.

Entre ellas, figuran espacios tan emblemáticos de la ciudad como la Catedral, el Palacio del Obispo, el Santuario de Nuestra Señora de la Victoria o el Convento del Císter.

Asimismo, aparecen un convento carmelita, diversas capillas o ermitas y casi una treintena de iglesias, con las céntricas de San Juan, Santiago y San Felipe Neri incluidas entre ellas.

Entre las fincas del clero que no tendrían tipificado el uso religioso en Málaga capital -aunque podrían estar vinculadas a la actividad de sus parroquias- se cuentan más de una veintena de casas o viviendas y una decena de aparcamientos. También figuran locales comerciales, solares, fincas rústicas y un garaje cercano al Mercado de Bailén.

Al recorrer el resto de la provincia a través de la documentación del Gobierno de España, llama la atención que tras la capital es Vélez-Málaga, con 27, el municipio con más propiedades inmatriculadas. Entre ellas hay parcelas de terreno, solares, plazas de aparcamiento, fincas rústicas y urbanas o viviendas.

También destacan las localidades de Marbella, Antequera, Mijas, Coín o Alhaurín el Grande, aunque no llegan a superar la decena de bienes. Así, en una ‘ciudad de iglesias’ como Antequera han sido registrados ocho de estos templos de su casco urbano y una capilla en Estación de Bobadilla.

Quinta provincia andaluza

De los 1.140 bienes inmatriculados por la Iglesia en Andalucía oriental, 263 están ubicados en Málaga. Sin embargo, la malagueña no es la provincia en la que cuenta con más propiedades de este tipo en esta zona de la región, pues la superan Almería con 349 y Jaén con 283.

Además, en Andalucía occidental también hay un mayor número de fincas que las situadas en Málaga tanto en Córdoba, que cuenta con 399, como en Sevilla, donde tiene 295. Esto implicaría que la malagueña es la quinta provincia andaluza en propiedades inmatriculadas por el clero.

A nivel nacional, existen casi 35.000 bienes inmatriculados por la Iglesia entre 1998 y 2015 gracias a la reforma de la Ley Hipotecaria impulsada por el Gobierno de José María Aznar.

Según reza en el informe que el actual Ejecutivo de PSOE y Unidas Podemos ha entregado al Congreso de los Diputados, «las fincas inmatriculadas a favor de la Iglesia Católica mediante el procedimiento del artículo 206 contaban con el necesario título material a su favor».

Los 2.111 bienes del clero en la comunidad autónoma andaluza solo suponen casi una quinta parte de los existentes en Castilla y León (10.243) o menos de un tercio de los registrados en Galicia (7.131). El tercer lugar de este ranking lo ocuparía Cataluña con 4.192 fincas, que suponen casi el doble de propiedades que las andaluzas. Ahora bien, estas tres son las únicas regiones que en el territorio español superan a Andalucía, que ocuparía la cuarta posición en cuanto a bienes inmatriculados seguida de cerca por Cantabria y Aragón.