La predisposición a desarrollar síntomas graves de la covid-19 podría tener origen en los genes heredados de los neandertales, según analiza un estudio europeo en el que participa el experto en genética malagueño Manuel Corpas, quien trabaja para identificar los factores personales que contribuyen a padecer esta enfermedad.

Corpas (Málaga, 1977) es el director científico del Cambridge Precision Medicine -una empresa especializada en la secuenciación del genoma para realizar análisis genéticos que permiten desarrollar planes de salud- y también es profesor en el curso de Experto en Genética Clínica de la Universidad Internacional de La Rioja (UNIR).

Un consorcio formado por otros grupos europeos de investigación y coordinado por el Centro Nacional de Análisis Genómico de Barcelona analiza muestras de cien pacientes de covid-19 con síntomas muy severos que estuvieron ingresados durante la primera ola en el hospital de campaña de Ifema en Madrid, ha detallado a Efe en una conversación telefónica.

El objetivo de este estudio es identificar "qué determina la gravedad de la infección", ha explicado, y saber la causa por la que unas personas contagiadas permanecen asintomáticas y otras desarrollan síntomas graves por la covid-19.

Ha precisado que uno de los marcadores que podría influir en la gravedad de esta enfermedad procede de un grupo de genes heredados de los neandertales.

Este investigador ha detallado, que hace unos 10.000 años, hubo mezclas entre estos homínidos y los humanos, por lo que en los genes de los actuales humanos quedan "residuos de los genes neandertales", que se ha comprobado influyen en el desarrollo de los síntomas severos de la covid-19.

Además, ha agregado hay otro tipo de genes ya identificados en la gravedad del desarrollo de la covid-19, como el gen denominado ACE.

En los genes de los actuales humanos quedan "residuos de los genes neandertales", que se ha comprobado influyen en el desarrollo de los síntomas severos de la covid-19

En este caso, el tipo de secuencia de este gen determina el grado de afinidad para que el virus pueda infectar a la célula huésped, lo que graduará la gravedad de la infección, ha indicado Corpas.

En esta investigación se están utilizando las herramientas que ya existían en genética y genómica para predecir el desarrollo del cáncer o el diagnóstico de enfermedades raras.

Sin embargo, en este estudio se realiza "un rastreado muy profundo" de todos los genes del organismo, para lo que se analizarán miles de millones de marcadores, hasta seleccionar unas decenas para predecir el riesgo de gravedad de la covid-19, usar esta información en futuras pandemias o identificar la efectividad de nuevas vacunas ante otras variantes del virus.

Este científico malagueño ha precisado que en su investigación también se tienen en cuenta otro tipo de genes relacionados con la inmunidad.

"Sabemos que cuando un paciente desarrolla síntomas graves de la covid-19 es porque su propio organismo reacciona desmesuradamente contra el virus, lo que provoca que se quede sin respiración y se encharquen los pulmones", ha precisado.

Cuando un paciente desarrolla síntomas graves de la covid-19 es porque su propio organismo reacciona desmesuradamente contra el virus, lo que provoca que se quede sin respiración

Para desarrollar su estudio, se ha escogido la muestra de Madrid a partir de una población muy seleccionada, lo que permitirá determinar "una caracterización específica para saber si existe una infectividad propia de España".

Así estas conclusiones se podrían agregar a los resultados de otros estudios similares que se desarrollan en otros países.

A partir del mes de mayo se tendrán los primeros resultados de esta investigación, que supondrá una herramienta para determinar y predecir si una persona puede desarrollar síntomas graves de covid-19 antes de que se exponga a este virus.

Este experto ha estimado que "sería muy útil" llegar a conseguir una fiabilidad del 60 por ciento en la capacidad de discriminación de los genes para identificar a los pacientes susceptibles de padecer síntomas más severos y ha considerado que se podría llegar a conseguir con este estudio.

En el estudio también participan otros tres docentes de UNIR, entre ellos Vicente Soriano, quien médico especialista en Enfermedades Infecciosas y en Genética Clínica.