Un total de 21.759 autónomos malagueños continúan recibiendo prestaciones de la Seguridad Social a cierre del mes de febrero. Así, 3.129 trabajadores por cuenta propia se sumaron el pasado mes respecto a enero como nuevos perceptores de estas ayudas. A todos ellos se les ha reconocido alguna de las prestaciones puestas en marcha por el Gobierno para paliar la situación de este colectivo como consecuencia de la pandemia de la COVID-19.

La ayuda a los 21.759 autónomos malagueños en febrero de 2021 incluye la prestación para aquellos autónomos que se han visto obligados a suspender su actividad de forma temporal por resolución administrativa relacionada con el control de la pandemia, la prestación compatible con la actividad, la prestación extraordinaria por bajos ingresos (sin periodo de carencia) y las ayudas para autónomos de temporada.

El subdelegado del Gobierno en Málaga, Teófilo Ruiz, ha destacado la incidencia que la medida de protección a autónomos establecida por el Gobierno sigue teniendo en la provincia de Málaga, que aglutina el 27,9 por ciento de los 77.832 autónomos beneficiados por prestaciones extraordinarias en Andalucía.

Tras Madrid (44.084) y Barcelona (43.006), la provincia de Málaga es en la que más autónomos se benefician de prestaciones extraordinarias del Gobierno, según ha informado la Subdelegación del Gobierno en un comunicado.

Desde marzo hasta final del año 2020, el Gobierno ha abonado 226 millones de euros en ayudas a trabajadores por cuenta propia malagueños. En Andalucía, los autónomos han recibido un total de 873,3 millones de euros en ayudas del Gobierno en este periodo.

Ruiz ha recordado asimismo que desde marzo a septiembre de 2020 los autónomos malagueños "se vieron beneficiados por un ahorro en las cotizaciones sociales de 95,5 millones de euros". En este punto, ha agregado que desde que se inició la pandemia hasta hoy, 88.869 autónomos malagueños han recibido algún tipo de prestación del Gobierno por la COVID 19.

El esquema de estas ayudas (que finalizaba el 31 de enero) se mantiene con leves modificaciones tras el nuevo acuerdo con las asociaciones de autónomos y se prorroga hasta el 31 de mayo. En este sentido, se prorroga la prestación por suspensión de actividad, dirigida a aquellos trabajadores autónomos que vean suspendida toda su actividad como consecuencia de una resolución de las autoridades administrativas competentes para la contención de la pandemia de la Covid-19.

Su cuantía es del 50 por ciento de la base mínima de cotización y se incrementará un 20 por ciento si el autónomo es miembro de una familia numerosa. Este, además, queda exonerado de pagar las cuotas a la Seguridad Social, aunque ese periodo contará como cotizado. La prestación es compatible con ingresos por cuenta ajena hasta de 1,25 veces el SMI. El beneficio mínimo estimado es de 760 euros.

Asimismo, se mantiene la prestación compatible con la actividad y se flexibiliza el requisito de facturación. La podrán solicitar aquellos trabajadores cuyos ingresos en el primer semestre de 2021 caigan el 50 por ciento (antes era el 75%) respecto al segundo semestre de 2019. El importe de esta prestación es el que corresponda por su base de cotización.

También, ha agregado la Subdelegación, continúa la prestación extraordinaria por bajos ingresos para quienes no cumplan los requisitos para acceder a las anteriores prestaciones. Se destina a aquellos trabajadores autónomos que sufran una caída de ingresos y que en el primer semestre de 2021 no superen los 6.650 euros. La cuantía es del 50 por ciento de la base mínima y es compatible con ingresos por cuenta ajena de 1,25 veces el SMI.

Por último, en el acuerdo con las asociaciones de autónomos también se establece la continuación, adaptando el periodo de referencia, de la prestación para autónomos de temporada, que es del 70 por ciento de la base mínima y requiere no tener ingresos superiores a 6.650 euros en el primer semestre de 2021.