Elías Bendodo ha sido elegido, con más del 98% de los votos emitidos a su favor, para afrontar su cuarto mandato como presidente del PP de Málaga. En un congreso al que estaban convocados 1.070 compromisarios, recibió 797 sufragios a favor, 10 en contra -en 2017 no tuvo ninguno- y se produjeron 4 abstenciones. "Me he emocionado hoy más que la primera vez, hemos dado un ejemplo de fortaleza y unidad, muchas gracias y no os voy a defraudar", ha esbozado justo después de conocerse el resultado y de emitirse un emotivo vídeo en el que lo felicitaban sus padres.

Entre las novedades más llamativas arrojadas por la jornada congresual, destacó la inclusión en la directiva provincial como "vocal de lujo" del presidente de la Junta, Juanma Moreno. Y, sobre todo, la apuesta de Bendodo por Patricia Navarro pese al aviso sobre las compatibilidades enviado por la dirección nacional. Dado que entre los vocales tendrá que elegir al secretario general, Bendodo defendió la compatibilidad de la delegada de la Junta en Málaga, Patricia Navarro, por lo que expresó su deseo de que siga siendo ella y continúe con su trabajo como número 2 del PP malagueño. No obstante, fuentes de la dirección nacional del PP mostraron una posición "contraria" a la propuesta de Bendodo y la rechazarán. El hecho de que con Bendodo ya se haya hecho una excepción explica el malestar existente en el aparato de calle Génova por el mero hecho de que se atreviera a plantearlo durante su discurso en el acto de su reelección.

Además de Navarro y Moreno, entre los 22 vocales de la dirección malagueña figuran el alcalde de Málaga, Francisco de la Torre; el presidente de la Diputación, Francisco Salado; los diputados nacionales Carolina España y Mario Cortés; la vicepresidenta de la Diputación provincial Margarita del Cid; su hasta ahora número 3 José Ramón Carmona; la concejala malagueña llamada a ganar peso en el equipo de dirección, Elisa Pérez de Siles; o la exalcaldesa de Fuengirola y vicepresidenta del Parlamento andaluz, Esperanza Oña. 

Su equipo está repleto de alcaldes de todas las zonas de la provincia. Entre ellos se encuentran la regidora de Marbella y senadora, Ángeles Muñoz; la de Fuengirola, Ana Mula; la de Ronda, María de la Paz Fernández; el alcalde de Estepona, José María García Urbano; el de Nerja, Alberto Armijo; el de Antequera, Manuel Barón; el de Alhaurín de la Torre, Joaquín Villanova; el de Pizarra, Félix Lozano; y el de Benahavís, José Antonio Mena.

La nómina la completan el diputado provincial Manuel Marmolejo y los concejales en el Ayuntamiento de Málaga Carlos Conde y Jacobo Florido.

Si se divisa en su conjunto a la nueva directiva malagueña, De la Torre, García Urbano u Oña destacarían como los más cercanos a la línea 'casadista'.

Bendodo se refirió con naturalidad al hecho de que se tratase de su tercera reelección y, por ende, de su cuarto mandato: "Me sigo sintiendo, como en 2008, un interventor más que ha recibido la confianza de sus compañeros para ser el presidente provincial; si me equivoco, corregidme, si dudo, ayudadme y si os convenzo, seguidme una vez más", le dijo a los presentes durante su discurso.

El presidente del PP malagueño destacó el crecimiento en un 5% de la afiliación en los últimos y otra subida en representación y alcance territorial. "El PP de Málaga ha llegado con la mayor representación institucional de su historia a este congreso y sabiendo que lo importante es ser un partido muy unido; los 32.000 malagueños que llamaron a la puerta del partido para afiliarse son los verdaderos protagonistas de todo lo que se ha conseguido", recalcó.

Bendodo dijo que, aunque puede equivocarse, "el PP siempre demuestra su capacidad de gestión y trabajo". "Que nadie duda de que en Andalucía hay un Gobierno que le dará a esta tierra el futuro que se merece, un futuro mejor está a nuestro alcance", afirmó.

Bendodo tuvo presente a los familiares de los fallecidos y sectores económicos afectados por el Covid, y abogó al igual que Juanma Moreno por afrontar el reto de la recuperación con el apoyo de otras administraciones. Y, como unos instantes antes hizo el presidente andaluz, confió en que llegue a producirse un cambio en el Gobierno de España liderado por Pablo Casado.

El presidente provincial del PP también reivindicó "a quienes dan un paso al frente en cualquier partido y se implican en la actividad política". "Quiero reivindicar la política en mayúsculas y a los buenos políticos, el signo de la política debe ser dialogar, pactar y entenderse, nunca debe uno levantarse de una mesa".

En una intervención plagada de alusiones a los 44 años de historia del partido y de menciones a sus compañeros, Bendodo llegó a leer los nombres de los 31 alcaldes del PP en la provincia y a deslizar detalles como el de que "otro 7 de marzo, el de 1993, Juanma Moreno fue elegido presidente de Nuevas Generaciones en Málaga".

10

XIII Congreso provincial del PP de Málaga Gregorio Marrero

Precisamente, la reelección de Elías Bendodo contó, como testigo más ilustre, con el afiliado del PP de Málaga que ahora mismo preside la Junta de Andalucía, Juanma Moreno. La de Moreno fue una de las primeras intervenciones de la mañana y en su transcurso se refirió al cónclave como "un congreso que trae más unidad para afrontar los retos de la provincia".

"El cambio andaluz le está sentando bien a Málaga, ahí están las infraestructuras que ya se han realizado; los accesos al PTA ya son un problema menos y ahí está también el avance de las obras del metro, que estaban paradas por la incompetencia de los gobiernos socialistas, o las grandes obras hidráulicas previstas", aseguró.

Moreno alabó la capacidad de Bendodo para "hacer un proyecto político más ancho y permeable y convertir al PP en el proyecto político de las clases medias de Málaga, del sector del campo, de los trabajadores, del turismo y de la hostelería". 

En un momento en el que se ha llegado a cuestionar una posible incompatibilidad de Bendodo para ostentar la presidencia provincial y sus responsabilidades en la Junta, Moreno agradeció que cada vez acapare más funciones en el Ejecutivo andaluz: "La tarjeta de Elías es como un menú de tantas responsabilidades que ha ido asumiendo".

"Hoy mi voto solo podía ser para una persona que ha demostrado capacidad de trabajo y solvencia para hacer mejor a algo que quiere tanto como Málaga y su provincia; él es capaz de hacer realidad los sueños, en Málaga hay transparencia y futuro, Málaga suena ahora mucho afortunadamente porque tenemos gestores muy importante y tenemos un partido fuerte", incidió Moreno.

El presidente del PP andaluz señaló que a Bendodo "le quedan cuatro años de trabajo en los que va a estar a la altura de las circunstancias con un equipo de hombres y mujeres muy capaces". Además, tuvo palabras concretas de reconocimiento para el trabajo realizado por la número 2 malagueña hasta ahora, Patricia Navarro.

A su vez, Moreno mostró su lado más cariñoso y recalcó que el PP de Málaga es su "familia". "El PP de Málaga es donde he podido desarrollarme en paralelo como político y persona; sin mis compañeros de aquí, probablemente no hubiese sido nunca el presidente de la Junta de Andalucía", apostilló Moreno.

Por su parte, el alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, dijo "alto y claro" que "la clave de la unidad del PP de Málaga es Elías Bendodo". "Ha demostrado una gran capacidad para formar equipos formidables", puntualizó De la Torre.

La reeleción de Bendodo estuvo respaldada por las intervenciones finales de la secretaria general del PP andaluz, Loles López, y la vicesecretaria nacional de Organización, Ana Beltrán, quien felicitó a Bendodo y lo consideró como la persona más adecuada para "la tarea ardua que hay que hacer ahora".