El 2 de abril se celebró el Día Mundial de Concienciación sobre el Autismo. La Asamblea General de las Naciones Unidas instauró en 2007 este día para poner de relieve la necesidad de contribuir a la mejora de la calidad de vida de las personas con trastorno del espectro del autismo (TEA), para que puedan llevar una vida plena y gratificante como parte integrante de la sociedad. Este año, por coincidir con la Semana Santa, trasladó su jornada reivindicativa a hoy, 5 de abril.

Conocemos el Trastorno del Espectro Autista (TEA) como una discapacidad del desarrollo que puede provocar problemas sociales, comunicacionales y conductuales significativos. Afecta a factores como la interacción social, las habilidades en la comunicación verbal y no verbal, y los pacientes presentan síntomas de hiper o hipoactividad con modos de comportamiento rígidos, inflexibles y estereotipados y unos intereses restringidos y obsesivos, lo que conlleva una progresiva pérdida de contacto con la realidad exterior.

En Málaga y provincia se estima que hay unas 15.000 personas diagnosticadas de TEA, aunque la cifra real puede verse aumentada por todos aquellos casos, sobre todo en personas mayores de 65 años, que nunca fueron diagnosticados de este mal. En España sufren este mal 450.000 personas y la mejora y progresión en el diagnóstico que se he llevado en los últimos 25 años ha provocado que la prevalencia del TEA haya pasado de 4 cada 10.000 nacimientos a finales de los años 90 a 1 de cada 90 en la tercera década del siglo XXI.

Una vez, parece, superado el problema del diagnóstico precoz, los enfermos de TEA quieren poner el acento sobre la importancia de la atención temprana y el apoyo en las escuelas; promover una mejor comprensión del trastorno para incluir y apoyar este colectivo; mejorar el acceso a la educación y el empleo para ellos y conseguir el compromiso de los representantes políticos para hacer efectivos los derechos de las personas con TEA en estos dos ámbitos principales.

«El diagnóstico precoz y la atención temprana son vitales en nuestro colectivo», indica José Reyes Ortega, presidente de la Asociación Autismo Málaga. «En la actualidad hay casos en los que se detecta el TEA con nueve meses y esto es vital para ponerse a trabajar con el paciente con la Atención Temprana, aunque la norma, de media, es detectar el síndrome entre los 18 y los 24 meses».

Y es que la atención temprana es primordial para Reyes Ortega y la señala como una de las grandes reivindicaciones de este colectivo en el Día Mundial de Concienciación sobre el autismo: «La administración se encarga de la terapia de los niños de 0 a 6 años, pero cuando cumplen esa edad dejan de recibirla. Nosotros le decimos a la Administración que se siga haciendo terapia con los TEA de modo oficial no sólo a hasta los 6 años, habría que ampliarla unos cuantos años más porque de esta forma se pierde todo lo aprendido en estos años y muchas veces se condena a estos pacientes a terapias privadas que en muchos casos las familias no pueden pagar», indica.

«Los autistas siempre van a ser dependientes», indica el fundador de Autismo Málaga y este aspecto es otro de los que se trabaja paralelamente con las familias en el seno de la asociación.

En los adultos autistas, el mayor problema viene porque no acceden a los puestos de trabajo, «el 90% de este colectivo no trabaja -indica Reyes- y eso que suelen ser muy buenos en empleos con mucha rutina y orden. Hay que trabajar mucho en este aspecto porque los niños autistas se convierten en adultos autistas y necesitan salidas».

Pinares y QuintaAlegre, referentes en Andalucía

La Asociación Autismo Málaga tiene dos centros en nuestra ciudad que son referentes en Andalucía. La sede original que empezó a funcionar en 1993 es Quinta Alegre, en la Colonia de Santa Inés, y allí se trabaja con 120 pacientes en Atención Temprana con terapias, logopedia, atención a las familias, talleres y actividades de ocio. El segundo centro es Pinares, situado en la zona de Pinares de San Antón, un complejo polivalente con residencia para 26 usuarios con alto grado de dependencia y Unidad de Día donde se atiende a cerca de veinte usuarios.


La Asociación Autismo Málaga celebrará hoy un evento a las doce del mediodía en la zona deportiva municipal cercana a su centro de Pinares donde se leerá un manifiesto con el lema elegido este año para celebrar este 5 de abril: ‘Puedo aprender, puedo trabajar’.