La dirección de El Corte Inglés ha comunicado este miércoles a los trabajadores del establecimiento de esta cadena en Mijas, inaugurado en 2006, que tiene planes para la estructuración de la tienda que pasan por una "significativa reducción de personal y de metros cuadrados comerciales". El edificio de El Corte Inglés Costa Mijas pertenece a la propia compañía, según han recordado este periódico fuentes de la empresa.

Las salidas de trabajadores se enmarcarán en el ERE pactado hace un par de semanas a nivel nacional con los representantes de la plantilla, y que afectará a 3.292 empleados. El plan, inicialmente voluntario, ofrecerá a los empleados de entre 30 y 50 años la posibilidad de acogerse hasta el 23 de abril a unas condiciones de salida que incluye una indemnización de 33 días por año trabajado con un máximo de 24 mensualidades y una prima sobre el salario anual. La tienda El Corte Inglés Costa Mijas tiene entre 450 y 460 empleados, entre todas las franjas de edad.

Hasta que no se conozca cuántos trabajadores se apuntan de forma voluntaria al plan de desvinculaciones no se sabrá si la dirección tiene que recurrir también a adscripciones forzosas para completar el cupo previsto, han reconocido las fuentes. No obstante, señalan que la intención de la compañía es poder recolocar también a empleados de la tienda de Mijas en los otros establecimientos de la provincia (Málaga capital y Marbella), teniendo en cuenta que también allí pueden producirse huecos en la plantilla si hay trabajadores que deciden apuntarse al plan de salidas ofertado a nivel nacional.

El inmueble de Mijas cuenta con cinco plantas comerciales y cuatro de parking y en su interior, además de las dependencias de El Corte Inglés, hay negocios en régimen de alquiler como una cafetería, una panadería, una agencia de viajes o una oficina de Correos. Al parecer, la intención de la cadena es mantener estas actividades operativas.

En cuanto a los departamentos de El Corte Inglés, la intención a futuro sería transformar la tienda en un punto omnicanal, donde los clientes puedan recoger pedidos y también comprar productos. En todo caso, se está a la espera de que la dirección concrete sus planes para este establecimiento y los plazos en que quiere desarrollar los mismos.

Según las fuentes consultadas, el plan de salidas está encontrando a nivel general a algunos trabajadores interesados en esa franja de entre 30 y 50 años: por un lado, personas interesadas en estudiar una oposición y que contarían con el colchón económico de la indemnización, y por otro, empleados con reducción de jornada que accederían al 100% de las indemnizaciones pactadas en este periodo de bajas voluntarias.