La Policía Nacional ha desarticulado una organización itinerante especializada robar en viviendas en diferentes puntos de España y Europa. La operación ha arrojado cuatro detenidos de origen georgiano por presunta participación en al menos 15 asaltos esclarecidos en Málaga,  Gijón, Granada, Almería, Oviedo, Lille (Francia) y Amberes (Bélgica).

La investigación arrancó en Cartagena a mediados de noviembre del año pasado. Los agentes detectaron la actividad criminal e iniciaron las gestiones para localizar a los autores de los robos, pesquisas que resultaron complejas por el carácter itinerante de la organización y que obligó a coordinar la investigación con diferentes unidades operativas del territorio nacional para acabar con el grupo.

Los agentes constataron que los sospechosos estudiaban las viviendas que iban a asaltar. Para ello se afincaban durante un corto periodo de tiempo en la ciudad elegida alquilando pisos a través de plataformas que transformaban en centros de operaciones. En estos apartamentos no permanecían más de dos semanas y cambiaban de ubicación de forma repentina para desplazarse hasta a más de 1.000 kilómetros de distancia.

Cuando el grupo se asentó en Gijón, los agentes actuaron y detuvieron a los cuatro integrantes en una vivienda donde intervinieron una gran cantidad de joyas presuntamente obtenidas durante sus diferentes robos, así como 7.000 euros en efectivo, documentación, herramientas habitualmente utilizadas para cometer este tipo de asaltos, nueve móviles y tres vehículos.

Durante los tres meses que ha durado la investigación, la Policía Nacional ha constatado ha constatado la especialización de la organización, ya que cometían los robos mediante diferentes especialidades como el uso de ganzúas artesanales, bumping, impresioning o simplemente utilizando la fuerza para fracturar la cerradura. Los cuatro detenidos, de entre 33 y 50 años y nacionalidad georgiana, se les atribuye al menos 15 robos con fuerza en vivienda y pertenencia a organización criminal.