Al repunte de hospitalizaciones y de fallecidos con coronavirus le ha seguido el de contagios. Era previsible, según las propias autoridades encargadas de seguir la evolución de la pandemia. Málaga ha superado los 300 positivos diarios por primera vez desde el 20 de febrero, al tiempo que el Comité Territorial de Alertas de Salud Pública de Alto Impacto también ha ampliado el número de municipios que desde este viernes estarán cerrados perimetralmente: Almargen, Arenas, Casabermeja, Pujerra y Sierra de Yeguas, al pasar de los 500 casos por cada 100.000 habitantes.

Los datos epidemiológicos de incidencia de la enfermedad del Covid-19 siguen la misma tendencia que en el resto de Andalucía y hacen temer por un mes de abril complicado, ya inmerso en la cuarta ola. La vigencia de las medidas para los cinco municipios señalados será de siete días, a partir de la medianoche de este viernes 9 de abril. Además, los seis distritos sanitarios de la provincia se mantienen en nivel 2 de alerta sanitaria, por lo que los horarios de la actividad comercial continúan como hasta ahora.

Las autoridades han recordado que este jueves, como datos positivos, han vuelto a subir los curados en hasta 588 casos, al tiempo que han bajado las hospitalizaciones. Son ahora 165 los pacientes ingresados, tres menos que en la víspera, después de cuatro días de subidas. Asimismo hay 29 enfermos en UCI, dos menos que el miércoles. En Andalucía se han contabilizado 2.590 positivos, con los 567 de Sevilla como máximo provincial, al tiempo que hay 17 nuevos fallecidos. Málaga capital registra el único de la provincia, mientras que son cinco los que se han confirmado tanto en Sevilla como en Almería (como registros más altos en las últimas 24 horas).