Málaga es la provincia andaluza que más productos cárnicos exporta, alcanzando los 25 millones de euros mensuales, según los últimos datos elaborados por Extenda-Andalucía Exportación e Inversión Extranjera a enero de 2021.

Así lo ha indicado la delegada del Gobierno andaluz en Málaga, Patricia Navarro, durante una visita este martes a la industria cárnica Famadesa. Estas cifras demuestran el aumento del peso de la provincia en este sector a nivel andaluz, ya que representan el 63 por ciento de todas las exportaciones cárnicas regionales, que se elevan a 39,5 millones de euros en ese mes, según han informado desde la Junta en un comunicado.

Navarro ha resaltado que, a pesar de la crisis económica generada por la pandemia, Andalucía ha vuelto a batir un récord histórico en sus exportaciones en 2020 en el sector agroalimentario, con más de 11.000 millones de euros, "lo que quiere decir que tenemos en la agroindustria una aliada fundamental, por no decir la principal protagonista, de lo que va a ser la recuperación económica después de la crisis sanitaria de la COVID-19".

"El sector agroalimentario --ha añadido-- va a ser el epicentro de la recuperación económica y, dentro de la industria agro, el sector de las cárnicas tiene un peso importantísimo, tanto que Málaga es la provincia que más productos cárnicos exporta de toda Andalucía".

En este sentido, ha detallado que Málaga se sitúa a nivel nacional entre las diez provincias más exportadoras de productos cárnicos, concretamente en el puesto número siete, alcanzando las exportaciones cárnicas malagueñas una cifra récord de 298 millones de euros en 2020.

Patricia Navarro ha afirmado que "estamos convencidos de que de la mano de la industria agroalimentaria saldremos de esta crisis, aunque el Gobierno andaluz está haciendo un gran esfuerzo para poner en marcha ayudas económicas para todos los sectores económicos afectados por la covid-19. El sector servicios es un gran pulmón económico, pero el agroalimentario es también básico para el turismo y para seguir sosteniendo nuestra economía".

Mercados

El principal mercado de los productos cárnicos malagueños es China, a donde se facturó el 67 por ciento de las exportaciones, seguidos de Portugal (17,5%) y Francia (4,75%). Igualmente, se exportan estos productos desde Málaga a una decena de países más, según los datos de Extenda: Taiwán, Japón, Corea del Sur, Filipinas, Alemania, Benín, Suecia, Mozambique, Níger, Uruguay, Comoras, Togo y Haití.

Patricia Navarro ha valorado el "esfuerzo y la gran apuesta" del empresariado malagueño, "que a pesar de las consecuencias negativas que la pandemia está causando sobre la economía, en el caso de este sector contamos con empresas que han aumentado sus exportaciones en 2020 en un 31,2 por ciento".

Igualmente, ha remarcado que son ya 25 las firmas malagueñas exportadoras de productos cárnicos, de las cuales 17 exportan con regularidad.

En su visita a Famadesa, Patricia Navarro ha estado acompañada de los delegados territoriales de Fomento, Carmen Casero, de Agricultura, Ganadería y Pesca, Fernando Fernández Tapia-Ruano, y de Desarrollo Sostenible, José Antonio Víquez, en su reunión con el presidente de Famadesa, Federico Beltrán, quien ha agradecido el interés de la Junta y la reunión con los delegados.

Navarro, tras destacar la labor ejemplar de Federico Beltrán en el tejido empresarial malagueño, ha indicado que los delegados han conocido las necesidades que tiene la empresa para poder impulsar proyectos de crecimiento y expansión, añadiendo que "queremos ayudar a esta empresa y a todas las que conforman el sector de los productos cárnicos para consolidar esas perspectivas que tenemos de que este sector sea clave en la recuperación económica una vez superemos la crisis sanitaria".

La empresa cárnica malagueña Famadesa obtuvo unas ventas de 303 millones de euros en 2020, con un crecimiento del 7,4 por ciento sobre los 282 millones obtenidos en 2019, contando con una plantilla media de 1.000 personas. Unos 185 millones de euros provinieron de la exportación de carne de porcino, tras un aumento del 26 por ciento, con China y Portugal como principales destinos.