La semana ha comenzado soleada en Málaga, pero esta situación cambiará a mediados de la misma. Este miércoles se prevé un cielo nublado que desembocará en lluvias los siguientes días. A partir del jueves, la probabilidad de precipitaciones se situarán en un 70%, aumentando durante todo el fin de semana. El último fin de semana de abril estará marcado por lluvias y un descenso de las temperaturas que rondarán entre los 19 y los 20 grados de máxima, según establece la AEMET.

El martes, sin embargo, las temperaturas alcanzarán un máximo de 25ºC. Las rachas de viento y la probabilidad de precipitación serán prácticamente nulas. Por lo que, probablemente, será el día de la semana con mejor previsión meteorológica. Estas temperaturas se mantendrían para el miércoles, indicó José María Sánchez-Laulhé Ollero, director del Centro Meteorológico de Málaga.

El jueves, se desestabilizará la meteorología con lluvias no muy abundantes, pero con probabilidad de precipitación en toda la provincia. Sánchez-Laulhé explicó que el viernes se producirá un cambio en el viento que se convertirá en levante, por lo que bajarán las temperaturas y habrá posibilidades de lluvia, sobre todo en la “parte occidental de Málaga”.

El fin de semana, aunque aún hay incertidumbre de cara al parte meteorológico, se prevén lluvias y temperaturas relativamente bajas. El viento continuará siendo de levante.