Los sindicatos CCOO y UGT, junto a la patronal agraria Asaja Málaga, constituyeron ayer la mesa de negociación del convenio de actividades agropecuarias de la provincia para 2021, tras agotarse el anterior convenio en el pasado ejercicio de 2020. El convenio engloba a unos 30.400 trabajadores en Málaga. Asaja comentó que la mesa negociadora se ha oficializado «después de superar el estado de alarma y el confinamiento con el fin de lograr un acuerdo que permita renovar el convenio colectivo de todas las personas que trabajan en el sector». La siguiente reunión está programada para el 18 de mayo, donde se seguirán abordando las condiciones del convenio.

«La postura imperante por ambas partes ante la situación actual es de continuar en la línea en la que se ha trabajado en los últimos años. Es importante destacar la capacidad negociadora, y búsqueda en todo momento de un equilibrio entre las peticiones de una y otra parte que garanticen la paz social que desde hace muchos años impera en nuestra provincia», explicó el presidente de Asaja Málaga, Baldomero Bellido.