La firma de hipotecas para viviendas en Málaga viene registrando una caída en relación a años anteriores desde el estallido de la pandemia del coronavirus, pero eso no ha impedido que el importe medio concedido haya seguido subiendo y marque ya sus valores más altos desde la época del boom inmobiliario, que acabó de forma abrupta en 2008 por el estallido de la crisis económica y financiera. El arranque de 2021 (los datos del INE disponibles hasta ahora son de enero y febrero) ha dejado la firma de 2.781 hipotecas en Málaga, con un descenso del 23% en relación al mismo periodo del anterior ejercicio, justo antes de que el Covid hiciera su aparición y restringiera de forma drástica la actividad.

Sin embargo, el importe financiado por los bancos para esos créditos refleja que el precio de la vivienda sigue al alza o, al menos, que las casas que se están vendiendo ahora mismo cuentan con unos importes considerables. Así, los bancos han prestado en este comienzo de 2021 algo más de 441 millones de euros, lo que arroja una hipoteca media de 158.791 euros. El año 2020 cerró con un promedio de 147.700 euros en sus hipotecas, lo que refleja un significativo salto que, no obstante, habrá que ver si se debe a efectos coyunturales (la venta de alguna promoción concreta de alto nivel) o se consolida como tendencia a lo largo de los próximos meses.

La media provisional de este 2021 supone para Málaga las hipotecas más altas de los últimos trece años, muy cerca de los máximos alcanzados en la época del boom inmobiliario: en 2007 la media fue de 165.000 euros y en 2008, cuando ya se barruntaban los primeros signos de debilidad, se movió en 159.000. En 2009, con la crisis ya declarada, el promedio cayó a los 123.000 euros, y en los ejercicios más complicados de la recesión (entre 2012 y 2014) se llegó a caer a poco más de 100.000 euros, para luego, a partir de 2015 ir poco a poco remontando.

Precios y esfuerzo por hogar

Por otro lado, un informe elaborado por la Sociedad de Tasación revela que el precio de la vivienda nueva y usada en Málaga subió casi un 2% en el último año y se coloca en los 1.755 euros por metro cuadrado. El incremento de Málaga es, a nivel provincial, el mayor de todo el litoral mediterráneo español. Barcelona se mantiene como la provincia de esa franja con el precio medio de vivienda nueva y usada más elevado (2.726 euros el metro).

En Andalucía, seis de las ocho provincias incrementaron su precio de vivienda durante 2020, a excepción de Jaén y Córdoba, cuyos precios descendieron en un 0,2% y 0,1%, respectivamente. A Málaga le siguen Sevilla y Cádiz, ambas con un aumento anual del 1%. Por su parte, Jaén es la única provincia andaluza que no supera el umbral de los 1.000 euros el metro.

En la Comunidad Valenciana, Valencia se mantiene como la provincia con el precio de la vivienda más elevado, con 1.304 euros el metro, tras un aumento del 0,9% durante el último año.

El estudio, realizado a nivel nacional, apunta a una recuperación «de forma generalizada» de la confianza del sector inmobiliario español ya en este 2021.

El Índice de Esfuerzo Inmobiliario que mide el número de años de sueldo íntegro que un ciudadano con unos ingresos medios necesitaría destinar para la compra de una vivienda de tipo medio, se ha situado en 7,4 años a nivel nacional durante el primer trimestre de 2021. Andalucía, con 6,6 años, se sitúa por debajo del promedio nacional.