Después de treinta años, EADE presume de haber formado a profesionales que hoy están liderando instituciones y empresas y de haber confirmado la hipótesis de que una formación universitaria de calidad sí es posible.

«Si no ofreciéramos una formación del más alto nivel no habríamos aguantado tantos años. El mercado es exigente. Nadie querría estudiar en una universidad que regala títulos o aprobados. Esa universidad duraría cinco años, el tiempo suficiente para que las opiniones de sus alumnos la fulminasen; si una universidad privada no lo hace bien, tiene que cerrar», afirma con vehemencia Gabriel Arrabal, director de este centro universitario malagueño.

«No me molesta que se piense que somos una universidad elitista. En lo económico, somos más baratos que muchos bachilleratos privados, la gente se sorprende de nuestros precios, nada altos. Pero sí, es verdad: somos elitistas. Solo admitimos a los que quieren ser los mejores. Nos da igual su expediente, su pasado. Nos interesa solo el presente, sus ganas aquí y ahora. Hemos tenido alumnos con expedientes de bachillerato mediocres, se han puesto en nuestras manos y hoy son grandes profesionales», asevera Arrabal.

El secreto de EADE está en la combinación que late en su ADN entre teoría y práctica. No solo tiene acuerdos con más de 500 empresas para que sus alumnos hagan prácticas desde primer curso sino que sus profesores son profesionales del sector y desempeñan su labor profesional en empresas punteras. Ese conocimiento del día a día y el doctorado que ya la mayoría de ellos tienen son una combinación perfecta para una formación del más alto nivel.

Donde EADE también demuestra una altísima capacidad de innovación y de respuesta a las necesidades del mercado es en los programas de máster, con una veintena de propuestas de títulos, entre ellos el Máster en Mantenimiento Campos de Golf y Fútbol, en Gestión y Dirección de Museos, en Gestión Hotelera y Eventos, en Derecho Marítimo y Actividad Portuaria, en Diseño y Elaboración de Proyectos Europeos, en Gobernanza de la Ciberseguridad, en Dirección de Empresas (MBA), en Medicina Genómica y Asesoramiento Genético o en Gestión de Empresas de Esport.

Esta sensibilidad por una formación aterrizada está presente en los programas que ha diseñado el proyecto presentado por EADE para convertirse en la Universidad Privada de la Costa del Sol, que espera obtener en breve su reconocimiento como la primera universidad privada de Málaga y que ofrecerá un moderno abanico de titulaciones.