‘Abéñula', el producto malagueño creado y patentado por Miguel Mérida Nicolich ha revolucionado las ventas debido a la publicación de la 'influencer' @lavecinarubia y, más tarde, de @lapetitemafalda. En los posts de una de las dos 'influencers', hace patrocinio de esta crema añadiendo que "es un milagro para las pestañas" y anima a que la gente la use.

Los Laboratorios Nicolich se crearon en 1931 por el Doctor Miguel Mérida Nicolich, oftalmólogo, que registró el nombre comercial de ‘Abéñula’, sinónimo de pestaña, y patentó en el organismo de Sanidad de aquella época la fórmula de especialidad farmacéutica denominada ‘Pomada Oftalmer Nicolich Abéñula Azul’. Desde entonces, esta empresa familiar, hoy Sociedad Limitada, ha producido numerosas especialidades, “hasta el año 1978, hacíamos productos para los ojos, pomadas, colirios, inyecciones y gotas. Para los ojos teníamos Oftalmer Nicolich y Lanoderma Nicolich para la piel”, afirma Manuel Mérida. 

No obstante, la empresa tenía una dedicación especial a su primer producto, ‘Abéñula’, cuya fama traspasó las fronteras, y consiguió que Nicolich SL se ganase la confianza de usuarios y oftalmólogos. “Solamente nos hemos centrado en vender este producto porque es una marca registrada y, desde que se fundó, la estamos fabricando”, comenta Mérida.

Abéñula 

‘Abéñula’ es una pomada que reduce la pérdida de pestañas e incluso favorece su crecimiento. Además, favorece la secreción lagrimal y hace que la parte blanca del ojo se vea más blanca.

La pomada tiene varios tipos para proporcionar un excelente efecto lubricante, dando a los ojos un extraordinario brillo, revitalizando las pestañas y evitando su caída. Su variedad de color, además sombrea y maquilla los párpados, remarca el borde inferior de los ojos, y refuerza el color de las pestañas.

El producto lleva en el mercado más de ochenta años, “garantía que nos avala como fabricantes, siempre al servicio de nuestros clientes, y siempre reconociendo la labor de nuestro antepasado”, señala su página web de ‘Abéñula’.

El ‘boom’ de las ventas 

“Gracias a las recomendaciones de las 'influencers' las ventas han subido bastante, sobre todo con @lavecinarubia”, recalca el administrador de Nicolich SL. El nieto del fundador de la empresa de cosméticos confiesa que “a raíz de la pandemia, las ventas bajaron. El producto solo se vendía en farmacias porque las perfumerías cerraron cuando nos confinaron”. Además, señala que las ventas subieron a partir de Semana Santa, después de la publicación de @lavecinarubia: “se ha notado un empuje importante, así que estamos muy contentos”.

Imagen de una 'story' destacada de la sección de 'trucos' del perfil de @lavecinarubia La Opinión

Por otro lado, Mérida subraya que las ventas online han sido la clave del éxito para este producto el cual ha sobrevivido tantos años en el mercado. Además, el negocio en las tiendas físicas no ha decaído sino que también “las cooperativas farmacéuticas han pedido bastante más y hemos tenido que fabricar más productos”.

@Lavecinarubia y @lapetitemafalda son dos ‘influencers’ que han tenido mucho que ver en el aumento de ventas de esta pomada. En sus publicaciones aparecen los beneficios y las pautas que hay que seguir para hacer un uso eficaz de este producto el cual ha tenido muchos frutos: “Gracias a ellas han subido las ventas a una proporción importante con respecto a la que estábamos, porque nunca han estado tan bajas como en la pandemia”, concluye Manuel Mérida.