Las consejerías de Educación y Deporte y de Salud y Familias pusieron ayer en marcha la primera actividad del ‘Proyecto Soludable’, una estrategia sin precedentes en Europa que tiene como objetivo la promoción de hábitos de vida saludables para prevenir el cáncer de piel y otras enfermedades relacionadas con la sobreexposición a las radiaciones ultravioletas, cuya incidencia está aumentando como consecuencia de los hábitos de vida y la reducción de la capa de ozono.

Este proyecto se inició con la inauguración del curso ‘Prevención del cáncer de piel en deportes al aire libre’ por la directora general de Promoción del Deporte, Hábitos Saludables y Tejido Deportivo, María de Nova Pozuelo; el delegado Territorial de Salud y Familias de Málaga, Carlos Bautista, la gerente de la Agencia Sanitaria Costa del Sol (ASCS), Luisa Lorenzo, junto con la directora del área de Dermatología del Hospital Costa del Sol y directora del ‘Proyecto Soludable’, Magdalena de Troya.

Este curso, organizado por el Centro Andaluz de Medicina del Deporte de la Consejería de Educación y Deporte, en colaboración con la Agencia Sanitaria Costa del Sol y el Laboratorio de Fotobiología de la Universidad de Málaga, reúne a cerca de 30 expertos y profesionales médicos deportivos de los centros andaluces de medicina del deporte de Andalucía para analizar durante dos jornadas el impacto del sol en los deportistas que entrenan aire libre y qué medidas se pueden llevar a cabo para prevenir y reducir las tasas de incidencia de enfermedades cutáneas y de cáncer de piel provocadas por la sobreexposición a los rayos ultravioletas de los deportistas andaluces.

En este sentido, esta formación novedosa en Andalucía, pretende que a través de esta colaboración CAMD-ASCS este colectivo de médico/as y enfermeras del deporte adquiera las competencias necesarias para evaluar el riesgo de cáncer de piel en los deportistas que practican deporte al aire libre y conocer los mecanismos para su prevención. El curso pretende formar a todo el personal sanitario del CAMD para que adquieran los conocimientos necesarios para poder identificar los riesgos de alarma de este cáncer.