La provincia malagueña alcanza su segunda jornada sin fallecidos con coronavirus, de forma que continúa en los 1.644 desde el inicio de la pandemia y bajo mínimos desde finales de agosto en cuanto a la mortalidad semanal. Pero la cifra diaria de contagios sigue estancada en algo más de 200.

Este último aspecto es el que más preocupa actualmente a las autoridades sanitarias. Aunque la presión hospitalaria presenta una evolución muy positiva, la tasa de incidencia acumulada permanece en los mismos márgenes de las últimas semanas. Así son ahora 125,9 casos confirmados por cada 100.000 habitantes.

La Consejería de Salud y Familias ha notificado asimismo 247 nuevos curados para un total de 95.338 desde el comienzo de la pandemia. Los casos activos apenas se han reducido esta vez en una treintena de personas que han superado satisfactoriamente la enfermedad durante las últimas 24 horas.

Los positivos acumulados en el conjunto de los seis distritos sanitarios malagueños son en este momento un total de 100.880, como certifican los propio datos facilitados este jueves por la Junta de Andalucía.