El Gobierno británico ha decidido situar a España en los países con el semáforo ámbar, incluyendo en este color también a Canarias y Baleares que previsiblemente iban a cambiar a verde. Ello supone para los viajeros la realización de una prueba PCR 24 horas antes del viaje, la obligatoriedad de guardar confinamiento domiciliario durante diez días en la vuelta a Reino Unido y la realización de una nueva PCR tras ello. Esta situación afectará a la reapertura de los hoteles especialmente en la provincia de Málaga, por el gran flujo de turistas británicos que visitan la Costa del Sol. 

La situación en ámbar y estas restricciones estarán vigentes durante todo el mes de junio. La Asociación de Empresarios Hoteleros de la Costa del Sol (Aehcos) han mostrado su preocupación ante esta situación, ya que ralentizará el ritmo de aperturas previsto y por tanto, la incorporación de trabajadores a los establecimientos. Esta situación, según los hoteleros, “imposibilita de forma clara las intenciones de viajar a España de cualquier turista británico por motivos de confinamiento a la vuelta, y por el incremento de costes del viaje que provoca la realización de dos pruebas PCR”. 

Desde el Comité de Ejecutivos de Aehcos se ha pedido al Gobierno de España que “tome medidas y agote todas las vías diplomáticas con el Gobierno británico, para revertir cuanto antes las decisiones tomadas por parte de Reino Unido.S egún ha indicado el presidente de Aehcos, José Luque, el mantenimiento de las restricciones por parte del Gobierno de Reino Unido, se une a la confirmación, por parte de la Comisión Europea, de que el Gobierno de España “no contactó con Bruselas para obtener régimen de ayudas específicas para el sector turístico”. “Todo esto provoca un claro efecto colateral negativo para la afluencia de turistas hacia nuestra Costa del Sol”, ha afirmado Luque. 

Según el presidente de Aehcos, la situación no solo ralentizará el ritmo de apertura de los hoteles, sino que también tendrá un efecto en el llamamiento de trabajadores para  incorporarse a los establecimientos que principalmente se nutren de viajeros de Reino Unido, retrasando al menos tres semanas el inicio de la recuperación económica y turística. Actualmente, todavía 151 establecimientos de los 330 de los que dispone Aehcos, tienen pendiente su reapertura y pertenecen cerrados.