El delegado de Salud en Málaga, Carlos Bautista, recordó ayer que el SaRS-CoV-2 es un virus que ha ido evolucionando y el sistema sanitario ha ido respondiendo y adaptándose a las circunstancias, por lo que reclamó no centrar la alarma en la aparición de nuevas variantes del coronavirus, sino en la situación de pandemia que se vive. Así respondió al anuncio de dos casos de cepa india detectados en un centro hospitalario de Málaga, asegurando que «el problema no es la cepa india, el problema en sí es la pandemia». Los dos ingresos se encuentran en el Hospital Clínico de la capital y, como confirmó ayer el consejero de Salud, Jesús Aguirre, «evolucionan bien y están pendientes del alta hospitalaria».

«Debemos alarmarnos por la situación que tenemos», dijo Bautista a preguntas de los periodistas, recordando que hubo momentos de alarma por la falta de mascarillas, respiradores o el colapso en los hospitales, pero, a la par que «nos hemos ido alarmando por todo, se ha solventado».

En esta misma línea se refirió a la cepa británica. «Acordaros que nos alarmamos porque había dos casos de cepa británica que habían venido de Gibraltar, y ahora la británica es la mayoritaria», dijo y solicitó «no desviar el foco en si el virus es indio, británico, sudafricano o brasileño», sino centrarnos en combatirlo.

El delegado de Salud insistió de este modo en que hay diferentes variantes del coronavirus y que va a seguir evolucionando». «Así que lo fundamental es intentar conseguir que el virus, se llame como se llame y con el apellido que tenga, desaparezca», apuntó a este respecto Carlos Bautista.