El aeropuerto malagueño ha mejorado sus previsiones respecto al pasado verano, después de haber aumentado en más de un 101% las reservas de vuelos hasta el próximo mes de septiembre. En la primera jornada tras la puesta en marcha del proyecto para el pasaporte Covid, las instalaciones de Málaga-Costa del Sol registraron ayer 213 vuelos, en su mayoría internacionales.

En concreto, tal y como informó Aena a través de sus plataformas, hubo entre llegadas y salidas casi 150 vuelos internacionales y más de 60 con salida o destino en distintos puntos de España. Para dar cuenta de la situación actual, cabe recordar que el 3 de junio de 2019 se operaron 380 vuelos internacionales en el aeropuerto y 80 nacionales.

Dichas cifras suponen aún una caída del 60%, en cuanto al tráfico con el extranjero, respecto a lo que se facturaba hace dos veranos. No obstante, que España permita desde este lunes la entrada de viajeros que acrediten estar vacunados contra la enfermedad del Covid-19 desde terceros países a la Unión Europea y países asociados a Schengen, salvo India, Brasil y Sudáfrica, ya representa un avance muy significativo, como remarcan los portavoces del sector turístico.

La patronal hotelera recordaba ayer que de 330 alojamientos asociados en Aehcos con, una capacidad de 84.000 plazas, en estos momentos están abiertos 179 establecimientos, con un total de 43.671 plazas abiertas. Dicha cifra supone casi el 52% de la planta hotelera del colectivo provincial.

El presidente de Turismo Costa del Sol, Francisco Salado, aludió a los datos de ocupación hotelera del pasado mes de mayo y al crecimiento en un 101,6% en cuanto a la oferta de plazas aéreas para viajes entre los meses de junio a septiembre. Son datos que se comparan con los del verano anterior y que confirman que esas plazas aéreas se elevan para estos próximos meses hasta la barrera de los los 3,4 millones.

Es un argumento importante para analizar la evolución de la pandemia, porque el verano pasado hubo 1,7 millones de asientos menos hacia el destino Málaga-Costa del Sol. «Es una extraordinaria noticia que apunta a la esperanza porque además y a pesar de lo vivido parece que el trabajo realizado para recuperar la conectividad también está dando sus frutos», dijo el propio Salado.

«Hemos realizado una comparativa de países y ciudades con las que hemos estado conectadas en diferentes periodos, pre, durante y post pandemia, y los datos que manejamos nos dicen que en junio de 2019 teníamos 31 países conectados; en marzo de 2020, 26; y en junio de 2021, 32. Es decir contamos ahora con conexiones en un país más que antes de la crisis del Covid-19», relató el también presidente de la Diputación de Málaga.

Los números de la pandemia a lo largo de este lunes confirman al mismo tiempo una estabilización en la mortalidad por el Covid-19. Al respecto, las autoridades señalan que los casos graves son cada vez más contados, por lo que la situación en los hospitales dista de la de enero y febrero muy significativamente. Además, en las últimas 48 horas no se ha confirmado ningún fallecido con coronavirus en la provincia.

Así se ha vuelto a reducir el recuento semanal de víctimas mortales, que hace diez días llegó a ser de un único fallecido. Y también han bajado los casos activos, porque este lunes volvieron a superar los curados confirmados, concretamente 266, a los contagiados por Covid-19, que han sido 253 en 48 horas.

Aumenta un 30% la oferta de trenes en la línea a Madrid

La oferta de servicios ferroviarios entre Málaga y Madrid ha aumentado esta semana en un 30%, concretamente ha pasado de 78 a 104 trenes semanales. Es lo que ayer apuntó el delegado del Gobierno de España en Andalucía, Pedro Fernández, como prueba de «la celeridad en el reparto y llegada de vacunas». Así expresó que la comunidad autónoma andaluza se erige en «destino seguro» y destacó que el Gobierno está «cumpliendo objetivos y compromisos». Y agrego que la Alta Velocidad y larga distancia en el corredor Madrid-Andalucía pasa en estos días de 270 a 334 trenes.