La provincia malagueña ha vuelto a completar 24 horas sin fallecidos con coronavirus, de manera que en los últimos siete días ha lamentado cuatro muertes. Y los contagios apenas varían respecto a la víspera, con 214 nuevos casos.

Al haberse contabilizado 268 curados, los casos activos se reducen en esta jornada en 54 personas que dejan de figurar en la relación de malagueños que luchan contra la enfermedad. En ese listado aún permanecen 4.228 personas de las 103.618 que, según los datos de la Junta, han contraído el virus desde el inicio de la pandemia.

En los últimos siete días aparecen además 1.556 nuevos positivos. Andalucía ha superado este miércoles, además, los 600.000 contagios desde febrero del pasado año, mientras que los fallecidos en la comunidad autónoma en este periodo ascienden a 10.092.

Por municipios, la mayor tasa en las dos últimas semanas la arroja un día más Gaucín, con 2.140 casos, mientras que Alozaina se sitúa con 1.116. A continuación figura uno de los dos municipios de menor población de la provincia, Salares, con 578 casos por cada 100.000 habitantes, mientras que Antequera, donde la Junta ha establecido un cribado masivo, está ahora en 559 casos.

Por delante del medio millar aparece Jimera de Líbar (528). Y con más de 300 casos figuran nueve localidades más: Villanueva del Rosario (446), Cártama (396), Jubrique (382), Campillos (341), Arriate (343), Montecorto (341), Álora (336), Riogordo (331) y Almargen (308).

La Vega se mantiene entre los cinco distritos de mayor incidencia acumulada en Andalucía, con 302,2 casos por cada 100.000 habitantes en 14 días. En la provincia, también supera los 200 casos el Valle del Guadalhorce, concretamente con 203,5.

A ambos distritos les siguen el de la Costa del Sol, con 166,7 casos, y el de la Serranía, con 163,6. Málaga capital y su entorno se sitúan en 136,2 casos este miércoles, mientras que el distrito sanitario de la Axarquía se encuentra ya por debajo del centenar de casos. A estas alturas de la semana figura con 99,3.