La anunciada vuelta a la presencialidad a los centros de salud de la provincia de Málaga no se ha efectuado en su totalidad, siendo la atención mayoritariamente telefónica debido a la pandemia de la COVID-19. No obstante, son cada vez más los pacientes que, ante cualquier necesidad, son citados in situ en sus centros de salud si el profesional sanitario que lo atiende así lo considera.

Así lo ha indicado Ángel García Arjona, representante de Atención Primaria en funciones del Colegio de Médicos, quien ha señalado a Europa Press que aun el porcentaje de visitas presenciales "es pequeño pero, insisto, nunca se ha dejado de atender a los pacientes en los centros de salud si lo necesitaban".

El pasado mes de marzo se anunció esa esperada vuelta a la presencialidad en los centros de salud "pero se quedó igual", ha dicho García Arjona, quien ha considerado que en verano, con las vacaciones de los profesionales, y pendientes de la evolución del COVID, el presentimiento es que no se van a aumentar esas consultas presenciales.

El doctor García Arjona ha señalado que presencialmente de entre 40 y 50 consultas diarias, una docena pueden ser in situ, para que el profesional atienda en persona al paciente que lo precise. El resto son telefónicas y, ha añadido, muchas de ellas para asuntos administrativos.

"Hay un número de problemas que se solucionan por teléfono, el que necesita ser visto se le ve. Nosotros vemos bien que se aumente la presencialidad porque al paciente hay que verlo", ha insistido el representante del Colegio de Médicos en Atención Primaria, quien ha considerado que una de las conclusiones de la pandemia debe ser la necesidad de que haya un triaje de enfermería puesto que hay citas presenciales que "podrían haber sido telefónicas porque en muchos casos es algo burocrático".

García Arjona ha recalcado que están "a favor del contacto directo con el paciente" en la Medicina de Familia: "El gesto de un paciente, sus manos, su voz entrecortada, en muchos casos nos revelan algo más y eso por teléfono es imposible". Pero, ha agregado, con la necesidad de un filtro: "Hay patologías que pueden ser vistas en dos o tres días".

El doctor ha admitido que en Atención Primaria los facultativos "cargamos con muchas tareas administrativas y se esta ocupando una cita que podría ocuparla una persona que de verdad lo necesita; lo que además hace aumentar la demora", de ahí esa petición, que no es nueva, de que haya un filtro previo.

"Esa selección sobre el motivo de la consulta es necesaria. No estamos en contra de las citas presenciales, queremos volver a ellas; pero hay que filtrar", ha reiterado el doctor, quien ha recordado que antes de la pandemia ya había citas telefónicas pero el porcentaje era "muy pequeño" y con la crisis del COVID se convirtió "casi en un 100 por cien aunque durante todo este tiempo a un paciente que lo necesitaba se le ha visto".

A la labor habitual en los centros de salud, el seguimiento de pacientes crónicos se ha sumado también ese seguimiento a los pacientes con COVID: "La mayoría de los que se infectan no van al hospital, se han seguido en Primaria".

Precisamente, se ha referido a que está habiendo muchas consultas por la vacunación: "La población tiene muchas dudas, sobre todo con la segunda dosis de AstraZéneca; es un tema que ha ocasionado miedo por el índice de complicaciones, pese a que es muy pequeño; pero ha habido muchas consultas por ello"; también de pacientes con patologías previas sobre las vacunas.

Perspectivas "malas" para el verano

Este verano, ha admitido García Arjona, la situación en Atención Primaria será "mala", con "casi cero sustituciones, reparto de cupos entre los que se quedan y hay que recordar que en algunos lugares la incidencia de COVID está siendo aun elevada".

Ha citado el distrito sanitario de La Vega, donde ejerce precisamente sus funciones, aunque ha confiado en que el ritmo de vacunación vaya aumentando y los contagios disminuyendo.

En este sentido, cuestionado por qué mejoras ve necesarias el Colegio de Médicos de Málaga en la Atención Primaria, el doctor ha priorizado la contratación de personal. "Ha estado y está volcado con la pandemia, con el seguimiento, pero falta personal. Se han cubierto plazas pero siguen faltan profesionales", ha lamentado.

Según García Arjona, los residentes han finalizado en este pasado mes de mayo y "habrá que ver el nivel de contratación". No obstante, ha admitido que las condiciones de trabajo no son las mejores y muchos optan por ir a otras comunidades autónomas o países: "Hay mejores condiciones, mejor valoración social y aquí los cupos son muy numerosos".

A su juicio, también habría que actuar en la relación entre la Atención Primaria y la atención hospitalaria: "Hay que mejorarla muchísimo, hay una relación estable pero en el día a día tenemos que hacer muchos papeles para el hospital y se nos ve como médicos de segunda. Todos estamos en el mismos sistema y todos buscamos el bien del paciente".