La importante alteración de la rutina y las expectativas de la población debido a la sacudida de la Covid-19 ha alterado de forma considerable los procesos demográficos.

El desasosiego que produjo el arranque de la pandemia provocado por el miedo al contagio, los problemas económicos, familiares e incluso sentimentales echaron el freno a los nacimientos, un factor demográfico de por sí muy maltrecho desde hace tiempo.

Atendiendo a los últimos datos ofrecidos por el Instituto Nacional de Estadística (INE) a través de su Estimación Mensual de Nacimientos, en abril en Málaga se produjeron 1.022 alumbramientos, una cifra que, si bien está casi un 9% por debajo de los registros de 2019, la era prepandémica, supone casi una veintena más que en el mes anterior (1.106) y sostiene el crecimiento iniciado en enero de este año: 1.106 en marzo, 925 en febrero y 879 en enero.

A nivel nacional, Málaga es la sexta provincia española que más alumbramientos ha tenido a lo largo del mes de mayo, por detrás de Madrid (4.125), Barcelona (3.503), Valencia (1.450), Sevilla (1.264) y Murcia (1.139).

En lo que va de año han nacido 3.932 niños en la provincia, esto es, en torno a un 4% menos que en 2019 y 2020, aunque es importante no perder de vista que la natalidad es un factor demográfico en descenso desde hace años y, por tanto, un problema consolidado en la sociedad que ha experimentado picos de caída debido al periodo de confinamiento.

Entre esas caídas destacan los registros de diciembre de 2020, cuando nacieron 866 niños en Málaga, un 21% menos que el año anterior, y enero, con 879 nacimientos, un descenso interanual del 18%. Este descenso está vinculado a los meses de marzo y abril, cuando fueron concebidos, justo en pleno arranque de la pandemia.

Para calcular la magnitud del problema del envejecimiento, ya en 2016 el Instituto de Estadística y Cartografía de Andalucía (IECA) hizo una proyección de los movimientos de población en la comunidad con una perspectiva a largo plazo, en concreto, hasta 2070.

Entre los escenarios planteados, el IECA apuntaba que a partir de 2040 la población andaluza empezará a perder habitantes; solo en los 30 años siguientes podría llegar a perder un millón de personas, situándose en los niveles demográficos de finales de los 90, con unos 7,3 millones de andaluces.

En un futuro algo más cercano, como el año 2035, este estudio estimaba que para entonces, la proporción de mayores de 65 años llegaría a ser del 26% y la de mayores de 80 años de un 7,4% frente al 15,6% y 4,3% de 2016, respectivamente.

Mortalidad

Mientras los nacimientos empiezan a remontar levemente, las defunciones continúan muy por encima de los niveles de 2019.

Una estimación experimental del INE muestra que en la última semana analizada, la del 17 al 23 de mayo se produjeron 232 fallecimientos que elevaron el acumulado de fallecimientos, independientemente de la causa del deceso, hasta 6.216. Eso implica un aumento del 16,95% con respecto al año previo a la pandemia.

Con respecto a 2020, el INE estima que fallecieron 14.465 personas -por Covid-19 u otras causas-, una cifra que eleva los registros un 13,6% con respecto al año anterior. La semana en la que más fallecimientos se produjeron fue la del 23 al 29 de marzo, con 361 muertes.

Solo de Covid-19 han fallecido en Málaga más de 1.600 personas desde que comenzó la crisis sanitaria.


El Hospital Materno Infantil cumple 40 años

El 11 de junio de 1981 se inauguró el Hospital Materno Infantil de Málaga. Con esta apertura, las especialidades de Pediatría, Ginecología y Obstetricia, entonces ubicadas en el antiguo Carlos Haya -hoy Hospital Regional Universitario de Málaga- se trasladaron al nuevo centro hospitalario.

El facultativo Agustín Santos Rein asumió la dirección médica y Dolores Márquez fue nombrada jefa de Matrona.

Este aniversario se suma al del propio Hospital Regional, que cumplió 65 años de historia en la capital el pasado abril.

Para celebrar la trayectoria de los dos centros hospitalarios, la dirección del Regional ha mantenido un calendario de actividades conmemorativas, -donde se incluyeron conciertos y exposiciones fotográficas en la calle Larios y en el propio Regional- que culminó ayer con el cumpleaños del Materno.