El campo malagueño acogió ayer con "gran satisfacción" el acuerdo entre la Unión Europea y Estados Unidos que pone fin, al menos por un periodo de cinco años, a los aranceles impuestos por los estadounidenses desde octubre de 2019 a productos como el aceite, el queso, el vino, la aceituna el porcino como consecuencia de la vieja disputa comercial que mantienen ambos bloques desde hace 17 años por las ayudas a Airbus y Boeing.

Durante año y medio, los productos agro españoles se han visto gravados con un 25% adicional a su entrada en EEUU. Para evitar que eso repercutiera en el precio final, algunos productores y distribuidores asumieron el coste, lo que dificultó aún más la complicada situación provocada por la pandemia del coronavirus.

La decisión, según han comentado a este periódico fuentes de Asaja Málaga, supone que "se levanta el pie del freno" en el flujo comercial con Estados Unidos, que en 2020 fue el destino de casi el 10% de las exportaciones de la provincia, muchas de ellas de productos agroalimentarios.

Y es que Estados Unidos es, tras Francia e Italia, el tercer mayor destino de las exportaciones malagueñas, con 225 millones de euros en ventas a este país a lo largo de 2020. Pero mientras que en 2019 las exportaciones crecieron a ritmos del 40%, este pasado año lo hicieron un 8,5%, lo que denota un freno en la expansión que se achaca, en parte, a los aranceles que impuso en su momento la administración encabezada por Donald Trump. Su sucesor, Joe Biden, ya aprobó el pasado mes de marzo suspender temporalmente durante cuatro meses los aranceles y ahora, en el marco de su viaje a Europa para participar en la cumbre del G-7 y en el consejo de la OTAN, ha decidido prolongar la congelación a cambio del apoyo de la UE para hacer un frente común comercial ante China.

El presidente de Asaja Málaga, Baldomero Bellido, ha afirmado que el fin de los aranceles "levanta la presión" al sector agrario de un conflcito comercial en el que no tenía responsabilidad. "Todo esto ha enturbiado el mercado, y ha provocado que España perdiera el liderato de venta de aceite en Estados Unidos en favor de Italia. Ahora toca recuperarlo", dijo.

Según Asaja, algunas empresas españolas, para evitar perder su valiosa posición en este mercado, han tenido que recurrir en este año y medio a comprar aceite de terceros países para envasarlo en España con sus marcas y mandarlo a EEUU sin arancel. Esa dinámica podrá ahora corregirse.

La satisfacción es también evidente en el grupo agroalimentario malagueño Dcoop, que tiene en Estados Unidos su principal cliente comercial y donde trabaja con su filial Pompeian, con la que ha podido seguir trabajando el granel y también enviar aceite embotellado en España. "Siempre hemos sido críticos con los aranceles, porque afectan a los productos españoles. Nosotros ya vendemos mucho allí, pero es que ahora vamos a poder vender todavía más", señalan.

Cooperativas Agro-alimentarias de España también ha aplaudido la noticia y confía en que este litigio originado por las ayudas a estas dos compañías aeronáuticas "no vuelva a afectar a un sector tan estratégico como el alimentario".

"Los esfuerzos realizados por el sector español y su liderazgo en uno de los principales mercados se han visto seriamente comprometidos durante estos años debido al mayor protagonismo que han alcanzado en el mercado estadounidense otros estados miembro y terceros países competidores", ha recordado. Las cooperativas consideran así que ahora es necesario "recuperar la cuota de mercado perdida" en Estados Unidos, por lo que piden "apoyo institucional" para realizar campañas de promoción específicas para este mercado.

El sector ha recordado que a pesar de que EEUU es el segundo mercado extracomunitario para los productos europeos tras el Reino Unido, las exportaciones en 2020 han caído más del 17%. Cooperativas Agro-alimentarias de España confía en que esta tendencia cambie y las exportaciones españolas aumenten a partir de ahora.

La Junta se congratula con el acuerdo

 La Junta de Andalucía ha calificado tambien como "una buena noticia" para las empresas de la comunidad la decisión de suspender por un período de cinco años todos los aranceles.

El consejero de la Presidencia, Administración Pública e Interior y portavoz del Ejecutivo andaluz, Elías Bendodo, ha comentado que aún tenía que conocer "la concreción exacta y el alcance" de esta medida, pero ha señalado que, "si es así", la suspensión de aranceles "sería una buena noticia"

Al respecto, el consejero portavoz ha puesto de relieve que desde el Gobierno andaluz "tuvimos que articular una estrategia desde Extenda para paliar los efectos, los daños que suponían los aranceles a las empresas andaluzas, fundamentalmente vinculadas al olivar".

Por eso, Bendodo ha reiterado que, "si esa noticia, de la que nos hace falta la concreción exacta y el alcance de la medida, se llegara a confirmar será bien recibida, no solo por el Gobierno, sino por las empresas de Andalucía".

La consejera de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible, Carmen Crespo, se ha congratulado del acuerdo adoptado y se ha mostrado confiada en que el pacto alcanzado en el marco de la Cumbre de la UE-EEUU dé paso a la eliminación definitiva de unos aranceles "que han lastrado las exportaciones" del aceite de oliva y la aceituna de mesa. A su juicio, esta suspensión, permite a los productores andaluces trabajar "con más certidumbre" en el objetivo de recuperar "el espacio que tenían estos dos productos agroalimentarios de calidad en el mercado estadounidense".

"El aceite de oliva y la aceituna de mesa se están ganando de nuevo la confianza de los consumidores estadounidenses", ha enfatizado Crespo antes de subrayar que esta medida permitirá a Andalucía recuperar su liderazgo mundial en la comercialización de ambos productos.

En este sentido, la consejera se ha mostrado convencida de que esta "gran noticia" contribuirá a la reactivación económica de Andalucía postCovid, dada la relevancia social y económica del sector del aceite de oliva y de la aceituna de mesa en la comunidad. "Confío en que esta suspensión haga posible la eliminación definitiva de unos aranceles injustos", ha remarcado.

Asimismo, Crespo espera que a raíz de este acuerdo se abra la posibilidad de eliminar las tasas que agravan las exportaciones de aceituna negra a Estados Unidos, así como a poner fin al veto ruso, que ha supuesto millonarias pérdidas, especialmente, en el sector hortofrutícola y del porcino de Andalucía.

Por su parte, el colectivo agrario COAG ha afirmado que el fin de los aranceles de Estados Unidos "afianza que el mercado se estabilice por encima de los costes de producción". "Que menos que eso para un sector tan importante en Andalucía como éste", ha dicho en un audio difundido a los medios el responsable de olivar de COAG Andalucía, Juan Luis Ávila.

Ávila dice que están «muy satisfechos» de que se ponga fin "a un año y medio de injusticia, un año y medio de aranceles que este sector no merecía y que no hizo nada para tenerlos" y que, "por fin, parece que van a desaparecer".

Por ello, ve que en la situación de mercado actual, con un enlace que "va a ser los de más cortos de los últimos años", esta noticia afianza que el aceite de oliva "se estabilice por encima de los costes de producción". El enlace o stock de enlace es la cantidad de aceite almacenada antes del comienzo de la siguiente campaña de comercialización de aceite de oliva.