Dos hombres han sido detenidos en Málaga por su presunta vinculación con media docena de robos fantasma en viviendas, como policialmente se ha denominado a unos asaltos que las víctimas pueden tardar en detectar varios días o semanas al no encontrar nada anormal en sus casas. Según la Policía Nacional, los implicados, de origen búlgaro y que han ingresado en prisión, accedían a las viviendas en ausencia de sus moradores sin dejar evidencias, una técnica que los investigadores han bautizado como 'ghosting'.

La investigación se inició tras detectar los agentes el Grupo de Robos de la Comisaría Provincial un aumento de robos en vivienda desde el mes de marzo, tanto en la capital malagueña y como en otros puntos de la Costa del Sol como Marbella y Estepona en los que los autores también utilizaban el 'impresioning', que consiste en introducir en la cerradura una llave adaptada con unas finas láminas de aluminio para, con unos precisos movimientos de izquierda a derecha y con la debida precisión, se producen unas hendiduras que ejercen los bulones hasta adquirir el aluminio la forma exacta de la llave original.

La investigación ha revelado que los sospechosos se adentraban en el domicilio y buscaban dinero y joyas sin alterar o revolver su interior. De ahí que los moradores, al volver a casa, no se percataran de que habían sido víctimas de un robo. "Las víctimas podían tardar días o incluso semanas en detectar el robo. Sólo cuando iban a echar mano del dinero o las joyas se daban cuenta del asalto", han explicado antes de añadir que los perjudicados llegaban incluso a sospechar de su entorno más cercano.

Finalmente, en un amplio dispositivo policial consiguió el pasado 8 de junio identificar y detener a dos hombres búlgaro a los que atribuyen media docena de robos en la zona centro y oeste de la capital, Marbella y Estepona. En el marco de la operación Axarqa, los agentes han intervenido un vehículo utilizado para sus desplazamientos, hallando en una caleta oculta en el maletero varias llaves manipuladas para la apertura de las cerraduras. Además, han efectuado tres registros en domicilios, interviniendo gran cantidad de efectos y útiles para los asaltos.

El Juzgado de Instrucción número 1 de Málaga ha decretado el ingreso en prisión de los dos investigados.