La provincia de Málaga acumula varias semanas en un rango de 1.400 a 1.500 contagios confirmados por cada periodo de siete días. Esa media que no baja de los 200 positivos diarios impide que se puedan relajar las medidas, aunque comarcas como la Axarquía o la Serranía de Ronda estén entre los ocho distritos sanitarios andaluces con mejor tasa de incidencia.

La Junta de Andalucía decretaba esta pasada semana que las medidas vigentes en la actualidad continúen en vigor hasta el 29 de junio en toda la comunidad autónoma, precisamente como consecuencia de «la sostenida incidencia de contagios». Esa que en Málaga se mantiene en el rango de 200 a 300 en cada secuencia de 24 horas.

La fase 2 de la desescalada en Andalucía estaba previsto que acabase el pasado 1 de junio. Sin embargo, que no termine de doblegarse la curva de positivos, por mucho que progresivamente haya más vacunados, va a terminar por mantener dicha fase durante todo el presente mes.

El comité de expertos de la Junta decretaba dicha prolongación de las medidas, con la excepción de dos innovaciones leves. Una se limita al horario de apertura de los establecimientos de venta y servicio de helados. Pasa a permitirse el cierre a la una de la madrugada, cuanto hasta ahora se mantenía hasta la medianoche. Pero se incide de manera explícita en que no podrán servir o vender bebidas alcohólicas.

Y también se introduce una evaluación de riesgo específica para municipios de más de 5.000 habitantes con incidencia superior a 1.000 casos por cada 100.000 habitantes en los últimos 14 días. «Será necesario hacer dicha evaluación en aquellos casos de municipios que tengan una tendencia claramente descendente en el momento de su evaluación por el Comité Territorial», se manifiesta respecto a una medida que se limitaba a localidades de menos de 5.000 ciudadanos censados.

Dicha tasa de incidencia para las dos últimas semanas se sitúa como media provincial en los 157 casos por cada 100.000 habitantes. Un balance que está ligeramente por encima del correspondiente al del distrito sanitario de La Vega antequerana (156), Mijas (155), la capital (153), Cuevas Bajas (146) o el distrito de la capital (145).

Por encima del centenar, pero con los mejores números de la provincia en este momento figuran tanto la Serranía de Ronda (107) como el distrito sanitario de la Axarquía (106). Y en cuanto al repaso de la tasa media por municipios, El Burgo arroja la peor cifra, con 725 contagios, e Istán figura a continuación, con 535. Con más de 300 hay otras cinco localidades: Álora (450), Benarrabá (448), Faraján (383), Algatocín (369) y Nerja (307).

Pero con todo lo subrayado hasta este punto, Málaga va camino de cerrar el segundo trimestre del año con apenas un tercio de todos los contagios que acumuló el primero, el que acaparó toda la tercera ola. El balance del actual no ha pasado de 15.000, por casi 50.000 del anterior.

Y la cifra de fallecidos con coronavirus también dista mucho de uno a otro trimestre. El primero de este año terminó por lamentar en la provincia hasta 770 muertes, por las 113 que hasta este viernes había deparado este segundo periodo de tres meses.

Y ni siquiera los curados de este trimestre parece que puedan superar a los confirmados entre el 1 de enero y el 31 de marzo. Fueron entonces unos 36.500 y desde el 1 de abril hasta el momento se han contabilizado poco más de 28.000.

Todos los curados acumulados desde el inicio de la pandemia son en Málaga un total de 99.920 frente a 105.651 contagiados confirmados. Eso significa que el 95% de las personas que han padecido la enfermedad han logrado ganarle la batalla al virus, tal y como recogen las estadísticas oficiales facilitadas por la Consejería de Salud y Familias.

Actualmente continúan como casos activos los de 4.067 personas que suponen ese 4% restante de población, aún en plena pugna por doblegar al coronavirus. El resto hasta sumar un total de 1.664 ciudadanos corresponde a las personas que lamentablemente ha perdido la vida en los últimos 15 meses.

Te puede interesar:

Los distritos de la Costa del Sol más occidental y de Málaga capital, respectivamente con 1.585 y 1.458 casos activos, son los que más personas mantienen en plena batalla por superar la enfermedad. Les siguen los 389 casos del Valle del Guadalhorce, los 319 de la Vega antequerana y los 252 del distrito de la Axarquía. La Serranía añade los 48 casos restantes.

El 38% de los fallecidos, en la capital malagueña

La provincia de Málaga ha registrado hasta la fecha 1.664 muertos con la enfermedad del Covid-19, de los que 627 se localizan en la capital (38%). A continuación figura Marbella, con 181 decesos que suponen el 11% de los confirmados en el conjunto de los seis distritos sanitarios. Vélez-Málaga y Ronda, con 90 muertes en cada término, acumulan conjuntamente el 10% de los óbitos que se han localizado en Málaga.