Trabajadores de Caixabank en Málaga se han concentrado este martes en la calle Larios para exigir al banco que mejore las condiciones del expediente de regulación de empleo (ERE) y garantice la voluntariedad de las salidas. La protesta se ha realizado en el marco de la convocatoria de huelga general realizada por los sindicatos a nivel nacional para la jornada de hoy, según ha explicado a este periódico el presidente del comité de empresa de Caixabank en Málaga, José Carlos España.

Los 8.291 despidos inicialmente propuestos por la dirección se han rebajado a 7.400, al incluir 686 recolocaciones en empresas filiales del grupo CaixaBank. En el caso de Málaga, las salidas afectarían a unas 40 personas, dentro de una plantilla de más de 600 trabajadores.

España ha comentado que en la provincia hay unas 125 oficinas de Caixabank y ha comentado que el seguimento de la huelga ha sido "masivo", lo que habría afectado a la mayoría del servicio que prestan las sucursales. La concentración de Málaga se ha desarrollado junto a la sede de la dirección territorial de Caixabank para Andalucía Oriental, situada en la calle Liborio García, en la franja de 10 a 12 horas.

El representante laboral ha afirmado que la plantilla está "muy preocupada" con la marcha de la negociación y ha reclamado a la dirección que la rebaja de trabajadores afectados por el ERE sea mayor a la que hasta ahora se ha ofrecido. Tambien ha solicitado que todas las medidas sean de adscripción voluntaria, y que incluyan condiciones económicas más favorables de las planteadas para quienes quieran acogerse a ellas.

En cuanto a las condiciones de salida, la última propuesta del banco recoge, a grandes rasgos, rentas mensuales del 56% del salario fijo para los empleados de entre 56 y 63 años y del 54% para los de 54 y 55 años. Todos ellos tendrían un convenio especial con la Seguridad Social hasta los 63 años. La indemnización para los empleados de 52 y 53 años sería un pago único de seis veces el 52% del salario fijo y a los menores de 52 años se compensaría con 35 días por año trabajado, con tope de 24 mensualidades.

El periodo de negociación, que debía finalizar el 10 de junio, fue prorrogado hasta el 29 de junio para seguir intentando acercar posturas.

A nivel andaluz, donde los empleados afectados son 1.051, ha habido también concentraciones en oficinas de todas las capitales de provincia, menos en Cádiz, donde será en Jerez de la Frontera. En Sevillla, se ha programado una marcha desde las Setas de la Encarnación hasta la sede de la dirección territorial de CaixaBank Andalucía y Extremadura en la calle Sierpes.

En el resto de la región son en Almería en el Paseo de Almería, en Jerez de la Frontera en la Plaza del Arenal, en Córdoba en la avenida del Gran Capitán, en Granada en la calle Reyes Católicos, en Huelva en la Plaza de las Monjas y en Jaén en la Plaza de las Batallas.

"La dirección de la empresa no acepta el esquema de propuestas de los sindicatos y tampoco hay avances que nos lleven a pensar en el cierre del acuerdo con voluntariedad. Por ello, toda la representación legal de los trabajadores nos reafirmamos en el rechazo a los despidos forzosos y al recorte de las condiciones laborales de la plantilla de CaixaBank", señalaron hace una semana los sindicatos en la convocatoria de huelga.