El grupo coperativo agroalimentario Dcoop, que tiene su sede central en Antequera, alcanzó el pasado año una facturación de 907,7 millones de euros en un ejercicio marcado por la pandemia mundial de Covid que, según ha explicado la propia empresa, "puso a prueba el valor esencial del sector primario y su capacidad para suministrar alimentos a la población en condiciones adversas". Aproximadamente la mitad de las ventas del grupo malagueño correspondieron al mercado exterior.

Dcoop, que ha aprobado las cuentas anuales y el informe de gestión en su asamblea general ordinaria celebrada este miércoles, registró así un descenso de sólo el 10% en sus ventas en relación a 2019, cuando se logró un total de 1.009 millones. Fuente de la empresa han destacado a este periódico el valor de la facturación alcanzada en 2020, un año ciertamente complicado por el impacto de la pandemia en la economía, el consumo y el comercio internacional.

La firma malagueña, presidida por Antonio Luque, ha explicado en todo caso que la crisis sanitaria "no frenó la estrategia empresarial de Dcoop, que en 2020 siguió desarrollando proyectos en las diferentes secciones para dar respuesta a las necesidades de comercialización de las personas que viven del campo". 

La facturación ha vuelto a estar encabezada un año más por la sección de aceite (475,3 millones), seguida de ganadería (112,6), aceituna de mesa (114,9), suministros (94,8), vino (60,9), leche de cabra (24,1), cereales (22,6), frutos secos (13) y orujo (4,8).

De esta forma, a lo largo de 2020 comenzó a operar plenamente la planta de procesado de aceitunas de Dos Hermanas (Sevilla), que, junto a Monturque (Córdoba), atendieron la demanda de envasado de la Sección de Aceituna de Mesa. En el caso del vino, fue un año "difícil" por el impacto de la pandemia en la hostelería, pero la embotelladora de Alcázar de San Juan (Ciudad Real) continuó con sus trabajos, enfocados sobre todo a exportación.

Las plantas de recepción y concentrado de leche de cabra de Antequera y Lebrija (Sevilla) sí funcionaron a pleno rendimiento, así como la partidora de almendras de Villarrubia (Córdoba), una nueva instalación de la Sección de Frutos Secos que este pasado año ha comenzado a estudiar la posibilidad de crear la nueva división de pistacho para avanzar en la cadena de valor.

"Debido a la situación económica y pandémica, Suministros registró una caída en las ventas, de la misma forma que se vieron afectadas las ventas de vacuno de carne por las restricciones en hostelería; no así, el porcino blanco o los cereales", ha comentado Dcoop.

En cuanto a Orujo se está gestando una nueva actividad de subproductos del olivar para dar respuesta a las necesidades de un grupo de almazaras. Y en el segmento del aceite, las plantas de Mercaóleo y Pompeian estuvieron a pleno rendimiento, "batiendo récord de envasado y consolidando el liderazgo del aceite de oliva de Dcoop en el mercado estadounidense".

Además de repasar todos estos asuntos, la asamblea también ha elegido como nuevo vocal del Consejo Rector a Juan Ignacio Blanco Morillas, de la cooperativa San José de Mancha Real (Jaén)

Sostenibilidad

En los últimos años, en consonancia con los compromisos adquiridos por Dcoop respecto al cambio climático, la defensa del medio ambiente y sostenibilidad, los órganos sociales y de gobierno del grupo han impulsado la creación y el fomento de una cultura corporativa orientada a la mejora continua de la cadena de valor, desde el origen de los productos hasta el producto final obtenido, atendiendo igualmente a la gestión y tratamiento de los subproductos y residuos obtenidos durante el procesamiento de las materias primas.

Asímismo, Dcoop afirma que está fomentando la creación de una cultura de Compliance Integra como respuesta al cambio de tendencia en las preocupaciones de la sociedad sobre el cumplimiento de las legislaciones laborales (tanto referentes al personal, como la reguladora de la prevención de riesgos laborales), de la nueva legislación de protección de datos personales y en la evaluación y gestión del riesgo penal.