Según dijo a los periodistas en Ceuta el abogado Ricardo Alvarez, que lleva la defensa de la mayoría de los detenidos en la ciudad ceutí -hasta trece-, el caso contra la organización internacional dedicada al tráfico de drogas desde Marruecos hasta Málaga será analizado por la Audiencia Nacional.

El abogado confía en que salga adelante el recurso interpuesto por el que se solicita la anulación de las investigaciones efectuadas ya que fueron realizadas bajo competencia del Juzgado de Instrucción de Estepona (Málaga), que debería haberse inhibido al no ser competente por haber detenciones en distintos puntos del país.

La asunción del caso por la Audiencia Nacional se ha producido tres meses después de la operación que se llevó a cabo en el mes de junio en Ibiza.

La operación, denominada "Zodiac", supuso el arresto de 22 personas, la mayoría de ellas de Ceuta, tras incautar once toneladas de droga en Baleares.

El despliegue de la operación policial permitió localizar posteriormente en Estepona al máximo dirigente de la red, un ciudadano de origen libanés y nacionalidad británica.

Las investigaciones se iniciaron en diciembre de 2005 tras la sospecha de la introducción de importantes cantidades de droga por vía marítima en la península que eran alijadas en distintos puntos del litoral, sobre todo en la zona del Levante y el Delta del Ebro.

La mayor parte de las detenciones se practicó en una nave industrial en Ibiza.