08 de julio de 2008
08.07.2008
vivienda

El IMV mantendrá el alquiler a los residentes de García Grana

08.07.2008 | 03:23
Votación. Los vecinos votaron el pasado 16 de junio la forma de elegir sus viviendas

Los vecinos que ocuparán la segunda fase, que tiene 193 casas y se entregará después del verano, pagarán los mismos alquileres que los de la primera

Los vecinos de García Grana que en breve recibirán sus nuevas viviendas correspondientes a la segunda fase de la renovación de esta barriada pagarán por el alquiler de sus nuevas casas la misma cantidad que vienen pagando actualmente por las antiguas, según señaló ayer el concejal de Vivienda del Ayuntamiento de Málaga, Diego Maldonado, si bien la medida tendrá que ser aprobada hoy en el consejo rector del Instituto Municipal de la Vivienda (IMV).
Los vecinos de esta segunda fase de García Grana pagan unos alquileres que van desde los 75 a los 200 euros, incluida la comunidad, unas cantidades que se respetarán cuando obtengan la llave de las nuevas casas. Para esta segunda fase, de 193 viviendas, los vecinos decidieron en votación escoger sus casas atendiendo a la antiguedad.
El IMV fijará mañana cuatro "criterios" para "ajustar al máximo" esta fórmula, de tal manera que estarán en primer lugar los vecinos que llegaron a García Grana procedente del Arroyo del Cuarto, después sus herederos, a continuación los adjudicatarios de vivendas a lo largo de estos años y el resto atendiendo al censo existente. De estos cuatro criterios se adoptará "el que más favorezca a la unidad familiar", aseguro el concejal.
Maldonado señaló que el proceso para escoger viviendas estará finalizado en septiembre y que espera que para finales de ese mes "o primeros de octubre" se puedan entregar los pisos.

Rehabilitación. El consejo rector de hoy tiene en su orden del día la adjudicación de las obras de dos promociones de viviendas que suman 110 VPO. Serán 46 viviendas en la calle Jaboneros y 64 en Soliva Este, con un coste total de 13,3 millones de euros.
Igualmente, el consejo rector deberá aprobar la nueva ordenanza que regula la concesión de subvenciones para las obras de rehabilitación de viviendas. Con la nueva ordenanza, las ayudas a la rehabilitación se concederán por concurso. Todos los solicitantes entrarán en dicho concurso y será el Ayuntamiento el que atendiendo a los criterios establecidos otorgue las ayudas.
No hay variación económica en las ayudas a otorgar. Así, las que van dirigidas a las obras de rehabilitación en el Centro Histórico plantean subvenciones de un 15% para la rehabilitación integral, de un 30% para la parcial y para la reforma de fachadas las ayudas serán de un 40%.
Para la rehabilitación especial, dirigida a edificios singulares, las ayudas podrán ser de un 25 hasta un 50%, pudiendo llegar a un cien por cien si se acredita especial carencia de recursos. En cuanto a las ayudas para la rehabilitación en barriadas serán de un 40%, pudiendo llegar a un 60% en actuaciones preferentes.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

La Opinión, en tu WhatsApp


Apúntate, es gratis

Toda la actualidad de Málaga, en tu móvil con nuestras alertas informativas por WhatsApp



Enlaces recomendados: Premios Cine