11 de julio de 2008
11.07.2008
Urbanismo

Los vecinos de Carretera de Cádiz no quieren más bloques

11.07.2008 | 12:49
Reunión. Algunos vecinos se manifestaron ayer junto a los concejales del PSOE.

Se oponen a dos convenios urbanísticos firmados por el Ayuntamiento para construir nuevos pisos. El Consistorio dice que se crearán más zonas verdes

Los vecinos de la Carretera de Cádiz, con el apoyo del PSOE, mostraron ayer su total oposición a dos convenios urbanísticos que el equipo de gobierno del PP ha firmado para construir más viviendas. Los dos acuerdos -Málaga Wagen y Flex- suponen la construcción de 250 viviendas más en la zona, "a pesar de que el distrito de la Carretera de Cádiz representa el 20% de la población total de la ciudad", según el portavoz municipal socialista, Rafael Fuentes.

Los dos proyectos supondrían unos 1.000 vecinos más según el PSOE, "en uno de los distritos con mayor potencial de la capital". Los vecinos quieren que los terrenos sean utilizados para fines sociales y de equipamiento. "Además protestan por la escasez de zonas verdes, ya que cuentan sólo con 3,5 metros por habitante, cuando la UE recomienda 15", afirmó Begoña Medina, concejala del distrito de la Carretera de Cádiz.

El equipo de gobierno ha firmado un acuerdo con la empresa Málaga Wagen por el que a cambio de 2,65 millones de euros, el Ayuntamiento recalifica como urbanizable el suelo de los talleres y el concesionario, mientras que propone la construcción de 150 viviendas -con un edificio de 16 plantas y otro de siete- en el área ocupada por la fábrica de colchones Flex.

Málaga Wagen aporta un suelo de 4.102 metros cuadrados y el Ayuntamiento concede a la empresa un total de 5.383 metros cuadrados, lo que correspondería a una rotonda, las calles paralelas al concesionario y la acera frente a la entrada del establecimiento. El grupo municipal socialista ya ha impugnado el convenio ante la Junta de Andalucía.

Por su parte, los siete presidentes de asociaciones de vecinos que asistieron a la reunión advirtieron de la "injusticia social" que se está produciendo con ellos. Los vecinos del distrito proponen que ante la desaparición de las antiguas instalaciones de colchones Flex, situadas en la avenida de Velázquez, el Ayuntamiento adquiera dichos terrenos a fines de darles un uso social y de equipamiento para que se ejecute un proyecto que contemple un local multiuso, zonas verdes y de deporte.

Por otro lado, el concejal de Urbanismo, Manuel Díaz, defendió que los convenios urbanísticos supondrán la obtención de zonas verdes y espacios públicos.

En respuesta a la críticas de los concejales socialistas, el edil de Urbanismo afirmó, mediante un comunicado, que las actuaciones "se enmarcan en las líneas de actuación por las que las zonas industriales que se encuentran deslocalizadas en el entramado urbano residencial se modifiquen a través de las dotaciones para espacios públicos y zonas verdes, la edificación residencial, así como con la mejora de la accesibilidad viaria y peatonal".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

La Opinión, en tu WhatsApp


Apúntate, es gratis

Toda la actualidad de Málaga, en tu móvil con nuestras alertas informativas por WhatsApp



Enlaces recomendados: Premios Cine