27 de julio de 2008
27.07.2008
Salud

Los casos de estrés y ansiedad desbordan el servicio sanitario

27.07.2008 | 02:00
Estrés. Los exámenes pueden ser un motivo de estrés y ansiedad.

Los especialistas alertan del repunte de las consultas y creen que la mitad podría resolverse en el ámbito familiar o con medidas sociales. Al año se atienden más de 35.000 pacientes por estos trastornos. Suben los ingresos por cuadros depresivos graves y problemas de conducta

La sociedad actual vive a un ritmo frenético. El factor tiempo, las intensas jornadas de trabajo o el exasperante consumismo marcan la forma de vida de los ciudadanos, que en ocasiones se sienten atrapados por el sistema y los problemas cotidianos que emergen en su entorno. Y las dificultades y frustraciones pasan factura a la salud. Conceptos como estrés, ansiedad o depresión suenan cada vez más fuerte no sólo en los foros de Internet o los portales médicos, sino en el trabajo diario de los especialistas en salud mental. De hecho, más de la mitad de las consultas que se registran en Málaga a psiquiatras y especialistas en esta disciplina se refiere a trastornos de ansiedad, depresiones, episodios de estrés y somatización, según explica Fabio Rivas, responsable de la unidad de salud mental del Hospital Carlos Haya.
Los especialistas atienden al año más de 35.000 pacientes por estos problemas, una cifra significativa que no se contabilizada hace una década. Tanto han crecido estas consultas que en ocasiones desbordan los servicios sanitarios. Rivas cree que la mitad de estos casos, aquellos de menor gravedad, podrían resolverse al margen del ámbito sanitario mediante medidas sociales, psicoterapia y el apoyo de la familia. "Hoy en día hay facilidad para medicar los problemas, que se reconvierten en ansiedad o somatización. Los casos que encubren situaciones de tensión o estrés y que no son graves podrían tratarse en el ámbito familiar", indica el especialista.
Estos casos superan a otras consultas habituales como esquizofrenia, trastornos de la conducta y obsesivos compulsivos y cuadros depresivos graves. "Cuando los problemas cotidianos que afectan al ánimo del ciudadano se llevan directamente al ámbito sanitario, esto implica una posición de infantilismo y dependencia y la persona no se fortalece, es más dependiente", argumenta.
No obstante, Rivas insiste en que no se deben trivializar estos problemas, ya que hay casos graves que requieren un tratamiento complejo con fármacos y psicoterapia. "Debemos promover una ética de servicio público y priorizar el respeto a las patologías", insiste.
Pacientes asistidos. Al año la unidad de Salud Mental del Hospital Civil atiende a unas 70.000 consultas. En el área de urgencias se asistieron el pasado año a 4.525 pacientes, de los que un diez por ciento fue ingresado. Además, se contabilizaron 953 estancias hospitalarias, un 26 por ciento más que en 2006, la mayoría por delirios, problemas de ansiedad, cuadros depresivos graves y trastornos de la conducta.
En el Clínico se han registrado en los primeros seis meses del año 390 estancias hospitalarias, y el tiempo medio de permanencia fue de casi 22 días. El incremento de los ingresos se producen en primavera, según fuentes del centro hospitalario.
En cuanto al perfil del paciente, los problemas de ansiedad inciden más en las mujeres, mientras que la esquizofrenia afecta más al hombre. No obstante, las estadísticas apuntan a que tiende a igualarse la prevalencia de estas enfermedades en los dos sexos, según explica Rivas.
Sobre los casos que se atienden en las urgencias del Hospital Civil , predominan los cuadros psicopatológicos que se presentan de forma alarmante y aparatosa, como trastornos de la personalidad o crisis graves de ansiedad, que precisan de una rápida intervenciones de los profesionales del servicio, pero que una vez que se atienden se resuelven fácilmente.
En Málaga se han reforzado los servicios de salud mental en los últimos años, debido a la gran demanda. En el Clínico se abrió el pasado año una nueva unidad de hospitalización de pacientes agudos, con 30 camas. Además, existe otra unidad en el Hospital Marítimo, con el mismo número de habitaciones. En otoño se construirá otra nueva en este último centro hospitalario, que contará con otras 30 camas.
En el Carlos Haya, el equipo está integrado por 160 profesionales y hay dos unidades de agudos con 42 camas, una área de rehabilitación y existe una comunidad terapéutica con 20 camas. Además, en el Materno, hay un hospital de día para la población infantil.
Según Fabio Rivas, los recursos sanitarios son "mejorables" y hay que incrementar los equipos. Además, resaltó la importancia de contar con un hospital de día para los pacientes de esta unidad, un proyecto que la Junta de Andalucía impulsará con la construcción del segundo pabellón del Hospital Civil.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

La Opinión, en tu WhatsApp


Apúntate, es gratis

Toda la actualidad de Málaga, en tu móvil con nuestras alertas informativas por WhatsApp



Enlaces recomendados: Premios Cine