29 de septiembre de 2009
29.09.2009
Arquitectura en altura

Las torres de Repsol serán seis e integrarán las VPO

La última propuesta, presentada ayer por los arquitectos, contempla seis edificios, el más alto de 125 metros

29.09.2009 | 02:10

La necesidad de adaptarse a las exigencias de Aviación Civil ha hecho que el proyecto de las torres de Repsol, en la ronda intermedia, haya sufrido en los últimos meses algunos cambios, de tal manera que la última propuesta contempla la construcción de seis torres donde se incluyen todas las vivienda previstas, las 1.332 de renta libre y las 399 de VPO, según señaló ayer Luis Alonso Calleja, uno de los arquitectos responsables del diseño.
Calleja acudió a Málaga para participar en una jornadas organizadas por el Ayuntamiento en torno a la arquitectura en altura. Inicialmente el proyecto era de cuatro rascacielos con alturas que iban desde las 24 a las 48 plantas y otros dos edificios más pequeños para las vivienda protegidas. En la última propuesta presentada ayer, los edificios para las VPO desaparecen y estas viviendas se integran en los rascacielos, que pasan de 4 a 6 y reducen su altura de tal manera que el más significativo tendría unos 125 metros de alto.
El arquitecto Luis Alonso, que estuvo acompañado de Ángel Asenjo, que colaborará en el proyecto de las torres, quiso recalcar, sin embargo, que "la propuesta actual se parece muchísimo, en un 95%, a la que concebimos inicialmente". Alonso explicó que el que la altura "vaya a sufrir algún tipo de variación por la afectación del espacio aéreo no significa que haya un cambio sustancial del proyecto, que se mantiene originalmente con pequeñas adaptaciones finales de la altura".
Es más, añadió Alonso, "aunque la edificabilidad se mantiene, la superficie del parque gana espacio en la última propuesta y pasa de 80.000 a 82.000 metros", ya que las torres no afectan al parque. El arquitecto catalán explicó que el proyecto, por su gran envergadura "se definirá en una serie de fases que aún están por definir" y subrayó la importancia de contar con la colaboración de "arquitectos de reconocida solvencia y prestigio" como Asenjo. Éste, por su parte, defendió la necesidad de la arquitectura en altura ya que "los rascacielos añaden libertad y benefician al espacio público que se libera, por lo que Málaga no debe ser ajena".

Ejemplos. En las jornadas de ayer intervino también la alcaldesa socialista de Hospitalet de Llobregat, Nuria Martín Martínez, que explicó la importante renovación urbana realizada en la vía urbana que une el municipio con El Prat y que ha supuesto una operación urbanística de enorme envergadura que ha cambiado una zona suburbial y marginal de la ciudad en su principal centro residencial, donde también están el sector comercial, el hotelero o el deportivo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

La Opinión, en tu WhatsApp


Apúntate, es gratis

Toda la actualidad de Málaga, en tu móvil con nuestras alertas informativas por WhatsApp