29 de octubre de 2009
29.10.2009
Infraestructura

Proyecto de 15 millones para llevar el Cercanías a la Marina

El Ayuntamiento plantea aprovechar la obra de construcción del metro bajo la Alameda para reducir el coste

29.10.2009 | 01:25
Plaza de la Marina. La propuesta es que el Cercanías termine aquí su trayecto, ya que ahora lo hace junto al Guadalmedina.

Unos quince millones de euros es lo que costaría llevar el Cercanías hasta la plaza de la Marina, siempre que se aproveche la obra de construcción del túnel del metro entre el Guadalmedina y La Malagueta, según detalla un estudio del Ayuntamiento de Málaga, que está a la espera de que Junta de Andalucía y Ministerio de Fomento aprueben esta propuesta.
El tiempo corre en contra de la posibilidad de llevar el Cercanías a la Marina, que sería el primer paso para conseguir que esta línea férrea pase bajo la ciudad para enlazar la Axarquía con la Costa del Sol. La obra del metro es, a juicio del Ayuntamiento, la oportunidad de construir un segundo túnel para el Cercanías con un coste mínimo.
Abril es el mes en el que está previsto que se entregue el proyecto definitivo de la obra del metro. Hasta ese momento, el Consistorio espera la oportunidad de que se acepten las modificaciones que propone en el túnel para acondicionarlo de cara a la futura ampliación de la red del Cercanías. El coste sería relativamente bajo, unos 15 millones de euros, y las molestias no serían mayores de las que sufrirá la ciudad por las inevitables obras del metro. Eso sí, se ahorraría abrir por segunda vez unas zonas tan sensibles como la Alameda y el Parque.
Las modificaciones que habría que plantear en el proyecto del metro serían mínimos en comparación con lo que supondría separar ambas obras. El Ayuntamiento plantea que los cambios serían sencillos de realizar. Así, de tener un túnel de ocho metros de ancho y un único forjado, habría que ampliar el ancho a 9,50 metros y hacer un segundo forjado más profundo para instalar las vías del Cercanías por debajo del suburbano y compartiendo estación en la plaza de la Marina, aunque a dos niveles distintos.
Esos serían los únicos cambios en el proyecto, ya que los muros-pantalla tendrían que anclarse a la misma profundidad, por debajo de los 25 metros aproximadamente, se contemple el Cercanías o no. El coste de estas modificaciones, como recoge la propuesta municipal, sería de unos 15 millones de euros adicionales a lo que suponga construir el túnel del metro hasta la Marina y algo más de 30 millones para que se realice en todo el recorrido hasta La Malagueta, el final de la línea del metro y lo que daría sentido a este cambio en la infraestructura.
Futuro. La decisión de que se incluya esta actuación en el proyecto del metro dependerá de una reunión a tres bandas que mantendrá el alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, con la consejera de Obras Públicas, Rosa Aguilar; y el secretario de Estado de Planificación e Infraestructuras del Ministerio de Fomento, Víctor Morlán. El concejal de Movilidad, Juan Ramón Casero, apunta que en esa reunión estará la clave del desbloqueo del proyecto, sobre el que no hay una postura clara, excepto por el Ayuntamiento.
Tanto Junta como Fomento deberán clarificar sus posturas sobre la ampliación del Cercanías, ya que la única razón que sostiene que este tren llegue a la plaza de la Marina es que haya un plan de infraestructuras que contemple la futura ampliación del servicio férreo a la Axarquía, lo que justificaría la construcción del túnel para cruzar la ciudad por debajo y aprovechando la obra de la futura línea 3 del metro (La Malagueta-El Palo).
Sin embargo, hasta ahora el Consistorio es el único que ha presentado, de forma casi sorprendente, una postura institucional homogénea. Una moción de IU y otra del PSOE, en sentidos muy parecidos, fueron avaladas por unanimidad y refuerzan la petición municipal a la Junta y al Ministerio de Fomento.
Diferente es el punto de vista de estas dos administraciones, que por competencias y capacidad presupuestaria deben apoyar la obra. La consejera de Obras Públicas ya ha insistido en que es competencia de Fomento, mientras que el ministerio argumenta que en marzo de 2010 está prevista la cesión de las competencias de planificación ferroviaria a la Junta de Andalucía.
En ese juego de tenis con las competencias está la clave de este embrollo. La planificación de la extensión del Cercanías justifica por sí sola la construcción del túnel o al menos dejar la base para permitir que se habilite en el futuro. La Administración autonómica plantea desde hace unos años la creación de un corredor ferroviario que una la Costa del Sol Occidental con la Axarquía, con Málaga capital como eje. Sin embargo, los últimos planteamientos hechos públicos rebajaron las expectativas a un tranvía, de menor capacidad y velocidad, que discurriría además en superficie.
No obstante, parece claro que o se prepara el túnel del metro para recibir el Cercanías o ampliar la línea quedará como una quimera irrealizable en el futuro.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

La Opinión, en tu WhatsApp


Apúntate, es gratis

Toda la actualidad de Málaga, en tu móvil con nuestras alertas informativas por WhatsApp