19 de febrero de 2010
19.02.2010
Tiene su origen en el sur de Asia

Una especie conocida como ´Laurel de Indias´

18.02.2010 | 10:18

Los malagueños tenemos tan a la vista los ficus nítida, que por otra parte tienen un tamaño considerable, que parece que estos árboles han estado siempre aquí. Sin embargo, esta especie no es originaria del Mediterráneo. Ni siquiera de algún país cercano. Además, es una especie que puede sorprender por su tamaño, incluso por su poco tamaño.

Origen
El ficus nítida, también conocido como ficus retusa o microcarpa, se encuentra originalmente desde la zona sur y sureste de Asia hasta Australia; incluyendo toda la parte sur de China, y una gran cantidad de islas como las Filipinas, Borneo y Malasia, entre otras. De hecho, eso explica su nombre popular, ya que a este ficus se le llama ´Laurel de Indias´.

Características
Es un árbol de hoja perenne que tiene como elemento más llamativo la presencia de raíces aéreas. Eso explica su forma nudosa, que parece que tiene varios troncos adosados. Un ejemplo muy claro de esto es el ficus situado en la avenida de la Aurora, frente al centro comercial Larios. Cuenta con una importante altura en la copa, que puede llegar a los 30 metros. Sus ramas son fuertes y pesadas, mientras que sus raíces son poco profundas y se expanden en horizontal.

Durabilidad
Son árboles de gran resistencia a la sequía y arraigan muy bien en climas templados, como en Málaga. En cambio, una helada puede producirle mucho daño.

Uso
Se utiliza en jardinería por la calidad de sus hojas y para la producción de sombra en parques y en alineaciones en la calle. Tiene el inconveniente de levantar los pavimentos.

Dentro de casa
Aunque pueda parecer extraño, los ficus nítida son muy apreciados para la realización de bonsáis, ya que es relativamente fácil de tratar y ofrece una estética muy bonita por sus troncos nudosos y raíces aéreas.

Curiosidad
El tronco de este árbol produce látex, lo que permite sellar los cortes que se produzcan.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook