27 de marzo de 2010
27.03.2010
40 Años
40 Años
Tras dos años de trabajo

Atarazanas reabrirá el 16 de abril tras una remodelación global

El nuevo mercado central fue entregado ayer al Ayuntamiento tras acabar las obras de reforma

27.03.2010 | 01:08
Vista. Desde arriba se aprecia el gran colorido de los puestos y la espectacular vidriera.

Tras algo más de dos años de obras de reforma, el mercado de Atarazanas ya está listo para abrir sus puertas. Ayer fue entregado al Ayuntamiento y abrirá al público sus ocho puertas el 16 de abril. El antiguo Mercado Central de Abastos de Atarazanas es un edificio histórico singular de estructura de hierro, de finales del siglo XIX de alto valor arquitectónico, declarado Bien de Interés Cultural (BIC).

El ´viejo´ mercado de Atarazanas, que abrió sus puertas en el año 1879 y desde entonces se convirtió en el gran centro de mercaderías de la ciudad, volvió ayer a reabrir sus galerías después de dos años y dos meses de obras que han permitido renovar completamente sus instalaciones manteniendo intactos todos los elementos y materiales que han hecho de este recinto un edificio singular en la capital, como la vidriera o los forjados de hierro.

Satisfacción. El edificio, cuya rehabilitación ha promovido el Ministerio de Fomento y ha sido sufragada a medias por el Gobierno y el Ayuntamiento, fue entregado ayer a las autoridades locales. Ahora sólo queda realizar algunos ajustes en algunos puestos y realizar la mudanza. La idea de los responsables municipales y de los titulares de los puestos de venta es abrir el viernes 16 de abril "para aprovechar las fuerza de las ventas del fin de semana", según señaló el presidente de los comerciantes del mercado, David Ruiz.
El trabajo de rehabilitación, dirigido por los arquitectos María José Aranguren y José González, permitió ayer aunar la satisfacción del alcalde, Francisco de la Torre, y del secretario general de Relaciones Institucionales y Coordinación del Ministerio de Fomento, Fernando Puig, que fue el encargado de ´devolver´ el edificio a la ciudad.
El alcalde aseguró que este espacio se convierte en "un elemento de atracción potente que se suma a la capacidad de atracción comercial, cultural y de servicio que tiene el Centro de Málaga". Por su parte, Fernando Puig manifestó que se trata de un edificio "de gran valor desde el punto de vista comercial y cultural". Además, destacó que es un elemento "dinamizador desde una perspectiva comercial" y que será un "instrumento para la potenciación turística".
El presupuesto de las actuaciones de rehabilitación asciende a 12.608.568 euros. En él se engloban las obras del mercado provisional, con 3.477.880 euros, que fue construido para que pudiera continuar la actividad comercial del mismo, y las del mercado tradicional. El mercado mantendrá el mismo número de puestos que tenía antes, unos 260, que conforman un total de 133 actividades, distribuidos en una superficie de 3.150 metros cuadrados construidos.

Críticas de comerciantes. Pero a pesar de la satisfacción general entre los representantes del Ayuntamiento y el Gobierno central, la jornada no fue del gusto de todos, pues varios comerciantes criticaron el tamaño de los nuevos mostradores y el sistema habilitado para entrar en ellos. Especialmente los pescaderos resaltaron que no cuentan con el espacio necesario para limpiar el producto y que no tienen suficiente encimera para mostrar todo el género. "No se puede trabajar", dijeron algunos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook