29 de abril de 2010
29.04.2010
Urbanismo

Junta y Consistorio ultiman el acuerdo sobre Arraijanal

Las dos administraciones acuerdan cerrar el documento lo antes posible para desbloquear el PGOU

29.04.2010 | 02:47
El futuro parque irá en estos terrenos anexos a la playa y que son las últimas parcelas libres del litoral de Málaga.

Paso a paso, la Junta y el Ayuntamiento van acercando posiciones para desbloquear el Plan General de Ordenación Urbana (PGOU). Cada vez parece más posible, sobre todo porque el acuerdo para proteger Arraijanal y convertirlo en un gran parque está muy avanzado y a falta de algunos flecos.
El acuerdo sobre Arraijanal, que parece cada vez más próximo, es el último obstáculo para desbloquear un documento urbanístico del que depende una gran cantidad de inversiones en la ciudad. Tanto la Junta como el Ayuntamiento se encuentran ya ultimando el acuerdo sobre Arraijanal, pese a las iniciales reticencias municipales, que permite permutar estos suelos a sus propietarios y ofrecerles parcelas urbanizables en otros puntos de expansión de la ciudad, en especial en Campanillas.
El objetivo es liberar de la presión urbanística un espacio que pasará ser no urbanizable en el nuevo PGOU y donde la Junta de Andalucía se ha comprometido a construir un gran parque metropolitano.
Esta es la última incógnita a despejar del PGOU, del que ambas administraciones se comprometieron ayer en Sevilla en aprobar lo antes posible el documento, que sólo está a la espera de que unas reuniones técnicas terminen de cerrar el acuerdo sobre Arraijanal.
El consenso sobre este asunto se hizo patente en el encuentro celebrado ayer entre las dos administraciones en Sevilla, que permitió al Ayuntamiento de Málaga abordar numerosos temas pendientes con la ahora unificada Consejería de Obras Públicas, Vivienda, Transportes y Planificación del Territorio.
La reunión contó con la presencia del alcalde de Málaga, Francisco de la Torre; y la consejera de Obras Públicas, Rosa Aguilar, que estuvieron acompañados de delegados provinciales, concejales y técnicos de las dos administraciones. Como complemento de este encuentro, se acordaron una serie de reuniones técnicas para abordar de forma más concreta los asuntos pendientes entre la Junta y el Ayuntamiento.
La primera y más importante parte de la reunión se centró se analizar los asuntos pendientes para aprobar el PGOU de Málaga, fundamentalmente Arraijanal. No obstante, también se trataron otros temas pendientes con el Ayuntamiento, como son las inversiones conjuntas para la construcción del bulevar sobre el ferrocarril soterrado y la semipeatonalización de la Carretera de Cádiz.
En el plano de las infraestructuras se habló de la programación prevista con las obras del metro y las propuestas municipales en materia de movilidad en la ciudad. Finalmente, se analizaron los programas de rehabilitación de inmuebles y el Plan de Vivienda.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook