01 de mayo de 2010
01.05.2010
Sociedad El municipio acoge una práctica de formación en intervenciones de emergencia

Una catástrofe premeditada

Alhaurín de la Torre se convierte en el escenario del simulacro de numerosos siniestros simultáneos en los que intervinieron más de medio millar de especialistas de 25 cuerpos de emergencias y seguridad

01.05.2010 | 02:09
Una catástrofe premeditada

Alhaurín de la Torre ha sido zona catastrófica durante 24 horas. Heridos por una explosión en una cantera abandonada, personas atrapadas bajo el agua en una laguna en Torrealquería, un accidente de autobús con 20 personas en Hacienda del Cura y dos personas atrapadas en una vivienda en cerro del Yoli.
Situaciones que formaron parte del simulacro que se desarrolló ayer en la localidad, con un impresionante despliegue de medios materiales y humanos que se distribuyeron por distintos puntos de término municipal para intervenir en los ejercicios prácticos programados por el Máster Universitario en Counseling e Intervención en Urgencias, Emergencias y Catástrofes de la Universidad de Málaga.
El operativo comenzó a las ocho de la mañana. Desde el estadio Los Manantiales, donde estaba instalada la base de operaciones, se coordinaba a más de medio millar de especialistas pertenecientes a 25 cuerpos de emergencias. Por las calles circulaban ambulancias y vehículos militares, y los helicópteros sobrevolaban la localidad.
Esta simulación de emergencias se ha prolongado hasta esta misma mañana y ha resultado muy positiva en cuanto a la coordinación y para la práctica de los alumnos del máster. Como contaba ayer una de las participantes, Vanesa Martín, mientras atendía a una persona que había quedado sepultada tras una explosión en una cantera: "La mayoría de los alumnos somos enfermeros y aunque la práctica está destinada especialmente al tratamiento personal con las víctimas de las catástrofes, siempre nos preocupamos por su estado de salud, no lo podemos evitar".
Cuerpos especializados. A primera hora de la mañana, ya se instalaron en el estadio varios hospitales de campaña y se establecieron las comunicaciones con los equipos desplegados en los distintos escenarios habilitados. En concreto, 112-Andalucía, Grupo de Emergencias de Andalucía, Unidad Militar de Emergencias, Cruz Roja Española, Distrito Sanitario Málaga, Bomberos sin Fronteras, Intervención Psicológica Especializada, Forex Incendios Forestales, 061, Guardia Civil, Policía Nacional, Instituto de Medicina Legal, Real Cuerpo de Bomberos de Málaga, Consorcio Provincial de Bomberos de Málaga, Gebocyl de Castilla y León, Bomberos en Acción, unidades caninas de búsqueda y rescate, diversas agrupaciones de Protección Civil de la provincia y la Escuela Superior de Arte Dramático de Málaga, cuyos alumnos fueron los encargados de hacer el papel de los heridos y familiares de los siniestros, para dar mayor verosimilitud a lo que estaba ocurriendo. El despliegue también incluía numerosos vehículos y tres helicópteros del Ejército de Tierra que desarrollaban paralelamente otro ejercicio táctico.
Ya a mediodía, la organización extraía sus conclusiones del simulacro. El jefe en Andalucía de la Unidad Militar de Emergencias, el teniente coronel José Ramón Rodríguez Claudio, manifestó su satisfacción por la efectividad del operativo desplegado. "De todos estos simulacros podemos extraer conclusiones muy positivas y mejorar los posibles fallos o descoordinaciones para evitarlas en caso de catástrofes reales", declaró.
Todo transcurrió con normalidad, salvo algunas retenciones de tráfico a primera hora de la mañana y a mediodía en el centro urbano. El operativo apenas causó problemas en el pueblo, ya que los escenarios estaban fuera y porque la mayoría de los vecinos conocían el simulacro que se iba a realizar, aunque algún que otro distraído sí que se llevó un buen susto.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

La Opinión, en tu WhatsApp


Apúntate, es gratis

Toda la actualidad de Málaga, en tu móvil con nuestras alertas informativas por WhatsApp



Enlaces recomendados: Premios Cine