03 de mayo de 2010
03.05.2010
Línea directa

El Romeral contra el ruido pide medidas a las administraciones

La asociación envía una carta al alcalde criticando los mapas de ruidos sin participación ciudadana

03.05.2010 | 07:00
El presidente del colectivo El Romeral Contra el Ruido, David Orellana, denuncia que continúan los ruidos por exceso de ocupación de vía pública de bares y restaurantes, aunque reconoce que el Ayuntamiento ha aminorado algo la situación. También critica las mediciones de ruido que hizo Medio Ambiente en el barrio en 2008, a su juicio incompletos.

La asociación El Romeral Contra el Ruido, que en esta misma sección denunció la contaminación acústica en el barrio del oeste de Málaga y llegó a conseguir unas mediciones municipales del nivel de ruido, acaba de enviar una carta al alcalde de Málaga ante la celebración, el pasado 28, del Día Internacional de Concienciación contra el Ruido.
La asociación denuncia la "sensibilidad nula" de las administraciones central y autonómica, al no tomar "ninguna medida seria" contra este problema, "erigiéndose en protectores de las fuentes contaminantes". Además, resalta que las legislaciones contra el ruido, "elaboradas por los técnicos a espaldas de los afectados", no resuelven este grave problema. "En nuestro país, la contaminación acústica se ejerce impunemente y el maltratado acústico ha de defender sus derechos en los tribunales. Quien contamina no paga", continúa la carta.
La asociación también se muestra crítica con la elaboración de mapas de ruido, "hechos sin la participación ciudadana" y que a juicio de este colectivo buscan "disimular la contaminación real".
Para El Romeral Contra el Ruido, los primeros contaminantes son "las propias administraciones" con sus obras y proyectos.
Por otro lado, critica que siendo el ruido un problema de salud pública, la Ley del Ruido "deja al arbitrio de los Ayuntamientos aprobar ordenanzas en relación con la contaminación acústica" y el planteamiento urbanístico acorde.
Por todo ello, El Romeral Contra el Ruido reclama la aplicación de la Ley 27/2006 y el Convenio de Aarhus, que establece la participación real efectiva de los ciudadanos en la elaboración de la normativa del ruido y también pide que el Gobierno central establezca esos "mínimos obligatorios" como distancias mínimas, reconversión del sector de ocio, horarios de cierres homogéneos y la paralización "inmediata del foco emisor ante la obviedad del ruido".
La asociación, que denuncia el exceso de ruido en el barrio, termina la carta aseverando que "las zonas de viviendas son incompatibles con los locales de ocio nocturnos".
David Orellana, presidente de este colectivo, ha señalado a ´Línea Directa´ que confía en que el alcalde recoja el guante y colabore con las peticiones de la asociación.
Orellana recordó que aunque el Ayuntamiento ha actuado contra el exceso de ocupación en vía pública, "en general continúan" y señaló que existen bares que ponen música y "no es legal que pongan según la multa nueva". También lamentó que las mediciones de ruido que realizó Medio Ambiente en 2008 y que no lograron declarar El Romeral zona acústicamente saturada, "se hicieron en un punto y no en los cinco que nos prometieron, lo hicieron para callarnos la boca".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

La Opinión, en tu WhatsApp


Apúntate, es gratis

Toda la actualidad de Málaga, en tu móvil con nuestras alertas informativas por WhatsApp



Enlaces recomendados: Premios Cine