01 de junio de 2010
01.06.2010
Santa Sofía se engalana

Color, arte e ilusión invaden los corralones malagueños

Ayer arrancó una nueva edición de la Semana Popular de los Corralones que organiza el Ayuntamiento de Málaga.

01.06.2010 | 07:00
Santa Sofía ha sido convenientemente engalanada en esta semana grande de las barriadas de la Trinidad y el Perchel.

Arte, tradición y color. Los vecinos de la Trinidad y del Perchel se afanan en decorar sus corralones un año más, lo que les llena de ilusión y satisfacción. Paredes, rejas y patios engalanados para recibir a todo ciudadano de bien que quiera disfrutar de la hospitalidad del prójimo y observar una parte de la historia de la ciudad.
Ayer tarde arrancó una nueva edición de la Semana Popular de los Corralones que organiza el Ayuntamiento de Málaga desde 2004 y que busca la normalización social y la integración de este territorio en el conjunto de la ciudad.
El corralón es una construcción que data del siglo XVI, aunque su punto álgido en Málaga se vivió en el XIX con la llegada de numerosos trabajadores a la capital con motivo de la revolución industrial. Los empleados del campo que vinieron a Málaga se hacinaban en esta tipología de construcción, un bloque compuesto de pequeñas viviendas (unas cuarenta) de una o dos habitaciones, con galerías, un gran patio central y servicios comunes como una letrina o una zona de lavadero.
Ya son pocos los vestigios de la vida de aquellos corralones, pero en la zona Trinidad-Perchel se erigen actualmente lo que se conocen como los nuevos corralones. Viviendas sociales que emulan esa estructura arquitectónica con las comodidades actuales.
El corralón de Santa Sofía, ubicado en la calle Montes de Oca, albergó ayer el pistoletazo de salida de una semana cargada de actividades. Luisa Álvarez es una de las ocupantes de este inmueble y a sus 75 años mantiene una actitud más que activa en el arreglo de su corralón. «Sí, yo sí que participo. Aquí estoy ayudando. Soy la reina de la jardinería», bromea.
Enriqueta Jiménez, de 72 años, hace ya más de ocho que reside en el corralón y se declara como una de las artífices de que Santa Sofía luzca en todo su esplendor. «La que riega las macetas soy yo. Cuando entré a vivir aquí no había ni una maceta», comenta. Este corralón precisamente no entra a concurso, ya que en él residen personas mayores asistidas por el propio Ayuntamiento.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook