08 de junio de 2010
08.06.2010
El arreglo comenzará el año que viene

La Junta y el Ayuntamiento acuerdan hormigonar los carriles de los Montes

Los vecinos de los diseminados piden que antes se reparen los carriles, muy dañados por las lluvias

08.06.2010 | 07:00
Carril afectado por las lluvias del pasado invierno en el diseminado de Alto Jaboneros.

La Junta de Andalucía y el Ayuntamiento de Málaga llegaron ayer a un acuerdo para hormigonar los carriles de los diseminados de los Montes de Málaga, muy deteriorados por las intensas lluvias del pasado invierno.
Al acuerdo llegaron ayer la delegada de Agricultura y Pesca, Mónica Bermúdez, el concejal de Urbanismo, Manuel Díaz, y la delegada de Málaga Este, Teresa López, que se reunieron con representantes vecinales.
«Hemos salido muy contentos, está previsto que las obras empiecen en 2011», confirmó José Martín, portavoz vecinal de siete colectivos de los Montes de Málaga (Alto Jaboneros, El Detalle, Puerto del León, Cerro del Moro, Santo Pitar, Nuestra Señora del Carmen y Valseca) y presidente de la asociación Alto Jaboneros.
Martín explicó a La Opinión que la opción de hormigonar, en lugar de asfaltar los carriles a los diseminados se debe a que «si se estropean los carriles, los vecinos tienen más fácil echar hormigón, sin necesidad de que tenga que reparar nada el Ayuntamiento».
En cualquier caso, el portavoz vecinal resaltó que hasta que comiencen estas obras, es necesario la reparación «urgente» de los carriles, en su mayoría muy dañados por las lluvias. En concreto, recordó que a los tres núcleos más habitados de los Montes de Málaga (El Detalle, Alto Jaboneros y La Breña) «no han venido todavía los técnicos del Ayuntamiento a ver los carriles». Por ello, informó de que hoy mismo entregará una carta al alcalde en la que le recuerda esta petición urgente.
«En Alto Jaboneros hay carriles con grietas, a pocos metros de los taludes y eso se va a mover», criticó, al tiempo que señaló que «si no cuidan los Montes de Málaga, hay casas que se pueden venir abajo y los vecinos se van a tener que ir, como se va a marchar el museo de Miguel López de Málaga», en referencia al coleccionista malagueño de piezas náuticas que ha recibido ofertas de otras ciudades españolas para instalar su colección.
Los vecinos también están a la espera de la llegada de agua, que financiarán la Junta y el Ayuntamiento, así como la electrificación de dos diseminados, a cargo del Consistorio y la Diputación.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook