11 de julio de 2010
11.07.2010

El Ayuntamiento compensa el déficit de Arraijanal con un mayor número de viviendas

El nuevo documento del PGOU acordado con la Junta eleva a 43.000 la previsión de nuevos inmuebles, 7.000 más que hace un año. Se reservan 257.000 metros en Los Asperones para el macrohospital. ?Se elimina el puerto seco en Campanillas y la central eléctrica en el Guadalhorce

10.07.2010 | 02:15
La consejera Rosa Aguilar y el alcalde de Málaga ratificaron ayer en la capital el acuerdo sobre el PGOU.

La consejera de Obras Públicas, Rosa Aguilar y el alcalde, Francisco de la Torre, escenificaron ayer el espíritu de acuerdo que ha permitido que la Junta y el Ayuntamiento alcancen un consenso sobre el documento del nuevo Plan General de Ordenación Urbana de Málaga (PGOU).
El documento que se llevará a aprobación provisional por el Ayuntamiento el próximo viernes día 16 de julio, además de integrar los suelos de Arraijanal como sistema general, permite un aumento de la edificabillidad de viviendas en algunos suelos urbanizables, especialmente de Campanillas, y de Teatinos, lo que supone aumentar en unas 7.000 el número de viviendas respecto a las previstas hace un año. En esa fecha, cuando se aprobó el PGOU que luego fue devuelto por la Junta, la previsión de viviendas era de 36.400. Ahora, el PGOU prevé una cifra de 43.090 viviendas, de ellas 22.184 de protección oficial.
Este aumento permitirá al Ayuntamiento contrarrestar los aprovechamientos urbanísticos que habrá que destinar a compensar a los propietarios de Arraijanal y permitir un equilibrio.
El acuerdo alcanzado entre las dos administraciones salva la mayoría de los temas que han enfrentado a la Junta y el Ayuntamiento en los últimos meses. El único que queda fuera es el desarrollo urbanístico al norte de la ronda Este. El proyecto queda fuera del PGOU por decisión de la Junta, pero el Ayuntamiento mantiene que es un proyecto de escaso impacto ambiental que deberá tener encaje en el futuro.

Otros cambios
Los otros cambios importantes que refleja el PGOU que ha sido consensuado respecto al anterior es la reserva de 257.000 metros cuadrados de suelo en Los Asperones para la construcción del futuro macrohospital; a su vez, desaparece el proyecto de construir el llamado puerto seco en Campanillas y los suelos previstos para ello se destinan ahora a uso productivo; también se elimina la previsión de levantar una nueva central eléctrica de ciclo combinado en el Guadalhorce, pasando esos suelos a productivos.
Además el documento refleja el último acuerdo por el cual las superficies destinadas a la ampliación del parque fluvial del Guadalhorce y parte de los terrenos del encauzamiento del río Campanillas se obtendrán por expropiación del Consistorio, como organismo competente, si bien su coste será financiado al 50% por las dos administraciones.
La consejera de Obras Públicas, Rosa Aguilar, se comprometió a «recortar sustancialmente» el plazo de cinco meses que la Consejería tiene para dar el visto bueno definitivo al PGOU, una vez que le sea remitido por el Ayuntamiento. Ello permitirá, según coincidieron ella y el alcalde, que el plan esté aprobado definitivamente antes de acabar el año.
Aguilar se mostró muy satisfecha por el acuerdo que «es bueno para Málaga ya que responde a la defensa de los intereses generales». Por ello, insistió la consejera, «será un PGOU muy útil para el desarrollo de la ciudad».
El alcalde, por su parte, señaló que «no era bueno que este documento se quedara atrás más tiempo, ya que su aprobación permitirá contribuir a mejorar la difícil situación económica que se vive en estos momentos».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

La Opinión, en tu WhatsApp


Apúntate, es gratis

Toda la actualidad de Málaga, en tu móvil con nuestras alertas informativas por WhatsApp



Enlaces recomendados: Premios Cine